Semillas de Manzana

Las semillas de manzana son los granos dispuestos en el centro de la fruta cuya germinación da lugar al árbol manzano, el cual da estos frutos durante la época de cosecha. Este árbol presenta un tamaño medio de 4 metros de altura. Es de copa abierta, redonda y con una gran cantidad de ramas que desarrollan hojas ovaladas con los bordes aserrados. Su tronco presenta placas con una corteza de apariencia agrietada. 

Origen de la Manzana

El origen de este árbol data desde épocas prehistóricas, siendo casi imposible determinar con precisión la fecha y lugar de la cual surgió; sin embargo se le atribuye una procedencia de hace 15000 años atrás en el área que comprende las Montañas Tian Shan, territorio perteneciente al continente Asiático. La formación de los manzanos que conocemos en la actualidad se debe a intervención de varias especies del árbol a través de los años.

Desde la antigüedad se cree que esta fruta es de la que se hace mención en la biblia como fruto prohibido y existen diferentes documentaciones romanas y griegas que hacen referencia a la existencia de la manzana desde esas épocas. 

Se presume que fueron los romanos quienes introdujeron a Europa más de 1000 ejemplares para el cultivo de manzano en esta zona. 

¿Como extraer las semillas?

La extracción de las semillas que se encuentran en el centro del fruto debe hacerse con mucho cuidado, tratando de no cortarlas al momento de separarlas de la pulpa. Existen artefactos en el mercado que sacan con éxito la semilla de la pulpa sin necesidad de dañarlas y también se puede optar por una cuchara para hacerlo.

Semillas de Manzana

Una vez separadas de la pulpa, las semillas de manzana deben estar bien limpias a fin de evitar la aparición de hongos. Además el embrión dentro de estas debe estar muy bien hidratado por lo que es necesario ponerlas dentro de un vaso de agua posteriormente a su extracción.

Época de siembra de las semillas de manzana

Antes de iniciar con las labores de cultivo se debe verificar que la época del año sea ideal para que se produzca la germinación de las semillas. 

Normalmente este árbol frutal comienza a sacar sus brotes 3 o 4 meses después de la siembra y necesita de temperaturas frescas para poder surgir a la superficie; teniendo en cuenta esto entonces la época del año perfecta seria el otoño, pues de este modo estamos asegurando que la germinación sea a lo largo de la primavera. 

También es posible realizar la siembra en el verano; siempre y cuando en el lugar no se produzcan heladas durante el invierno ya que condiciones climáticas muy fuertes harán que los brotes mueran. 

Siembra de las semillas de manzana

Estratificación de las semillas

Una vez pasadas 24 horas desde la extracción e hidratación de las semillas se debe pasar a realizar el proceso de estratificación en frío. Este consiste en disponer las mismas en un recipiente con las condiciones adecuadas para que conserven la humedad dentro de la nevera. 

Un mineral que es utilizado como sustrato por los agricultores experimentados para realizar la estratificación de cualquier semilla se trata de la vermiculita. El proceso se lleva a cabo de forma sencilla solo se debe agregar el sustrato a un envase plástico hasta que llegue a la mitad del mismo. Luego se disponen de algunas semillas de manzana con cierta separación entre ellas (por si se produce una germinación precoz) y se les agrega por encima otra capa de vermiculita o el sustrato elegido. Por último solo queda esperar el tiempo correspondiente y regar de manera frecuente para que no se pierda la humedad. En el caso de que la siembra sea en climas cálidos o en época de verano; el recipiente debe llevarse tapado a un refrigerador donde la temperatura oscile entre los 6 o 7°C, nunca se debe llevar al congelador. Se debe tener precaución con la humedad, puesto que el sustrato no debe tener exceso de agua o los embriones se ahogaran. 

Esta parte del cultivo tendrá una duración aproximada de tres meses. Semanalmente se debe destapar el envase para que se renueve el aire del interior y se compruebe que la cantidad de agua sea perfecta. 

Suelos para el cultivo

Toda especie de manzano requiere de un suelo altamente fértil para poder desarrollarse, también debe tener buen drenaje y profundidad adecuada. El ph que necesita es de 6.5; si la siembra se desea hacer en una maceta entonces se puede preparar la tierra a manera de capas, la primera de arcilla y otras tres en el siguiente orden: geotextil, arena y tierra. 

Riego 

Después de que las pequeñas plantas se muden al lugar que les servirá como suelo permanente de estancia, se debe procurar que la humedad de la tierra se mantenga sin que se produzca el encharcamiento de agua; por lo tanto el riego debe hacerse cada vez que se ha evaporado una parte del liquido. Debe ser de manera minuciosa para no sobrepasarse en la cantidad. Los más recomendado es que en el verano se haga por lo menos 3 veces a la semana, y en las demás épocas del año cada 5 días. 

Fertilizantes

Se puede utilizar como abono para preparar la tierra del semillero un poco de humus de lombriz o cualquier otro abono en polvo. Cuando las plantas ya han salido a la superficie entonces se puede usar en el verano y primavera abonos líquidos para afianzar su crecimiento. 

Prevención de Enfermedades

Para evitar la aparición de enfermedades y hongos durante el periodo de estratificación en frío de las semillas se debe agregar un poco de fungicida de azufre o cobre sobre la vermiculita. De igual modo cuando el árbol se encuentra ya establecido es preciso tratar una vez al mes durante el verano con este mismo producto. 

Toxicidad de las semillas de manzana

Existe un mito acerca de que las semillas de manzana son venenosas para el consumo humano porque contienen cianuro en su interior; sin embargo esto no es del todo cierto. En realidad estas semillas contienen sustancias químicas que al mezclarse con los jugos gástricos dan origen a una muy pequeña cantidad de dicho veneno; pero a menos que la cantidad ingerida sea muy grande esto no representa un peligro para la vida

Semillas de Cacao

Las semillas de cacao son los granos que se extraen del fruto que da el árbol con el mismo nombre Estas son muy populares a nivel mundial, ya que a través de su procesamiento es que se obtiene un producto tan codiciado como lo es el chocolate en todas sus presentaciones. Muchos creen que estas semillas poseen el color marrón que caracteriza a su principal producto final, pero en realidad normalmente estas son de color blanco y se oscurecen a medida que se van realizando las labores de secado y tostado. 

Información nutricional de las semillas de cacao

La composición química y nutricional de las semillas de cacao es más que todo basada en gran cantidad de carbohidratos, proteínas y grasas, debido a esto es propio decir que la ingestión de estos granos aporta mucha energía al cuerpo humano por la cantidad de calorías que posee. 

Un total de 100 gr de semillas tiene un 24% de grasas, 45% de carbohidratos; además tienen una cantidad considerable de ácido esteárico, el cual es uno de los pocos grasos saturados que no elevan el colesterol en la sangre. Otros elementos importantes que hacen parte de su composición son las vitaminas a y b, fósforo, ácido fólico, hierro, calcio y magnesio. 

Semillas de Cacao

Estas semillas corresponden a uno de los alimentos que aportan gran cantidad de energía para el cuerpo humano. Siendo capaz solo 100 gramos de estas de brindar 293 calorías. 

Semillas de Cacao en la Historia

El uso de estas semillas se remonta hace más de 3000 años, cuando el pueblo Maya las cultivaba en sus campos para obtener el preciado fruto; algunos autores sostienen que la palabra “Cacao”  tiene su origen de la lengua hablada por esta tribu indígena y que se divide en dos términos “cac” usado para hacer referencia al color rojizo de la cáscara y “cau” que se refiere a los ideales de fuerza o de fuego. 

Con el transcurrir del tiempo otras tribus empezaron a interesarse en las semillas de cacao, por lo cual aprendieron de los Mayas las técnicas de cultivo y procesado que usaban para estas. Desde entonces el fruto empezó a ganar mucha popularidad entre los pueblos Aztecas. Se le comenzó a llamar “xocolatl” a la bebida que se obtenía de las semillas, la cual era ingerida con el fin de dotar de fuerza al cuerpo y de aumentar el apetito sexual.

Tal fue la importancia del cacao en aquella época que incluso las semillas se convirtieron en una especie de moneda que regulaba el intercambio comercial de las personas en la vida diaria. Cabe destacar que esta última costumbre perduró mucho tiempo más allá de la colonización por parte de los Españoles.

¿Cómo se preparaba el chocolate en el pasado con las semillas de cacao?

Los pueblos indígenas tenían una manera diferente de procesar las semillas de cacao para el consumo; estos secaban y tostaban los granos para proceder a triturarlos. Como resultado de esas acciones se obtenía una pasta con abundantes aceites y muy oscura que luego se le añadía vainilla para aromatizar y miel como endulzante. 

Luego de producirse la conquista Española en el territorio Americano, la bebida pasó a ser un liquido solo digno de probar para los constituyentes de la aristocracia. Los Europeos cambiaron un poco la preparación del chocolate, añadiendo en los lugares de miel y vainilla, azúcar y canela respectivamente. 

Características del árbol de Cacao

El árbol de cacao o cacaotero, es una especie vegetal que sorprendentemente puede llegar a alcanzar los 10 metros de altura. Para su crecimiento, este requiere de alta humedad y de sombra; por lo que normalmente suele desarrollarse en sus primeras etapas bajo la sombra de otros árboles. Es sabido que su origen fue en la cuenca del Río Amazonas; pero aún no se ha podido establecer si su distribución hasta México se dio de forma natural o por intervención del hombre. 

Son 5 años los requeridos para que el árbol se desarrolle y otros 30 para que llegue a su máxima etapa. La vaina del cacaotero es de color rojizo cuando está madura, mide unos 20 a 30 centímetros de largo y en su interior podemos encontrar una pulpa blanca que envuelve las semillas de cacao. La floración de este se da durante todo el año y sus frutos no se dan sólo en lo alto de las ramas, sino también a lo largo de todo el tronco. 

Germinación de Semillas de Cacao

Extracción de las semillas

Las semillas deben ser extraídas de la vaina cuando ya se encuentren maduras; para determinar esto solo se debe atender que la corteza presenta un color rojizo. Luego de recogidas se tiene que eliminar toda la pulpa que las recubre y para esto una opción es frotarlas con algún elemento como cenizas o arenilla. 

Pregerminado

Cuando ya se encuentren limpias y libres del material orgánico se procede a colocarlas en un recipiente bajo la sombra; con las condiciones de humedad adecuadas para que salgan los primeros brotes. A diferencia de otras semillas estas no tienen un periodo de latencia por lo cual germinan de forma rápida.

Siembra de las semillas de cacao

Luego de que salgan a la superficie los embriones contenidos en el interior de las semillas, se procede a realizar la implantación de los pequeños brotes en la tierra o sustrato elegido. El procedimiento para la siembra se debe hacer introduciendo las semillas a solo dos tercio de profundidad; procurando que el brote o radícula quede hacia abajo y que por lo menos un tercio de estas quede expuesta hacia afuera. 

También se puede hacer el proceso de siembra sin tener que realizar el pre germinado con anterioridad. En este caso solo se debe hacer la plantación de la semillas del mismo modo que se ha explicado, pero difiriendo en la posición de los granos. Pues deben estar acostadas de manera longitudinal para que el embrión puede emerger sin sufrir daño por la presión que ejerce el sustrato sobre ellas. 

Como paso final se tiene que realizar un riego que otorgue al terreno la humedad que necesita el cacao para desarrollarse.

Semillas de Tomate

Los tomates son uno de los frutos más utilizados en la cocina a nivel mundial. También es empleado para otros fines como el mejoramiento de la salud mediante el aprovechamiento de sus propiedades. Esta maravillosa planta se obtiene a partir del cultivo de las semillas de tomate; granos que se pueden encontrar en el interior de las bayas que esta misma da como fruto. 

Características físicas de las semillas de tomate

Si partimos un tomate por la mitad inmediatamente podemos notar una gran cantidad de granos dispuestos en el centro del fruto y envueltos por una sustancia más acuosa que la pulpa de las paredes. 

Las semillas de tomate se caracterizan por ser de forma lenticular, es decir que son delgadas y aplanadas. Constan de unos 5 mm de diámetro y en su interior contienen el embrión en un extremo y el resto se compone del endospermo que lo nutre. 

Estas semillas tienen una duración muy variante que en realidad depende de factores tan importantes como lo son los cuidados y el almacenamiento que se le de. 

semillas de tomate

Orígenes del tomate

Los orígenes de las plantas de tomate fueron en el territorio que abarca desde Colombia hasta Chile y se presume que la distribución a todo el continente fue gracias al traslado de las semillas de tomate por parte de los distintos pobladores.

A pesar de que la introducción de estas plantas al continente Europeo se dio durante el siglo XVI, no fue sino hasta el año 1900 que empezó a emplearse como alimento para el consumo humano.

Variedades de tomate

Las variedades que existen de esta planta son realmente gigantescas, es por esta razón que hoy en día es posible encontrar frutos con características diferentes en cuanto al tamaño, forma, color y sabor. Se estima que son más de 60 las especies que son comercializadas a lo largo del mundo; sin embargo los especialistas sugieren que es muy posible que otra buena cantidad se encuentren en estado silvestre en distintas zonas del mundo. Las más conocidas son:

Cherry

Es una de las variantes más conocidas, mide entre 1 y 2 centímetros de diámetro y es ideal para el consumo en fresco sin tener que cocinar.

Bella rosa

Esta se trata de una especie con gran rendimiento comercial, pues sus frutos son grandes de color rojo brillante y las plantas suelen ser altamente resistentes al ataque de plagas y enfermedades. 

Ciruela negro

Las plantas de este especie crecen a grandes proporciones de tamaño, sus frutos son ovalados y de color oscuro.

Roma

Se tratan de una variante muy especial, pues tiene forma parecida a una pera, son muy carnosos y en su interior contienen una poca cantidad de semillas.

Extracción de las semillas de tomate

Primero que nada es importante tener en cuenta que se deben seleccionar tomates maduros y sanos para que las semillas posean estas mismas características. Una vez escogido el fruto a usar se lava muy bien con agua y se le realiza un corte transversal por la mitad del mismo. 

Al abrir el tomate podemos notar que los diminutos granos se encuentran mezclados con un líquido gelatinoso de color rojo claro; retiramos este contenido con los dedos o con la ayuda de una cuchara procurando sacar todas las semillas disponibles, colocándoles en un recipiente. Luego agregamos una cantidad de agua similar a la cantidad de semillas y líquido gelatinoso colocados en el envase; y lo llevamos a un lugar para que repose destapado por 4 o 5 días y se produzca una especie de fermentación que separará los granos del líquido espeso. 

Es normal si durante este paso se forma una capa blanca de hongos en la superficie del líquido, esto es el indicativo de que las semillas se encuentran libres de la sustancia y que ya podemos lavarlas. Para realizar esto solo vertemos el contenido del recipiente en un colador y agregamos varias veces agua hasta que los residuos se hayan eliminado por completo. 

El paso final del proceso de extracción consiste en disponerlas en una superficie lisa para que se sequen a temperatura ambiente sin exponerlas al sol directamente; esto llevará unas 24 o 48 horas. Cuando estemos seguros de que ya están secas se pueden almacenar en un frasco tapado y en un sitio oscuro hasta que se vayan a utilizar.

¿Como se germinan las semillas de tomate?

El proceso de germinación para las semillas de tomate inicia con un hidratación de los embriones para que se produzcan las actividades enzimáticas necesarias para el brote de estos hacia el exterior. Esto se logra disponiendo de los pequeños granos encima de una servilleta humedecida, luego se dobla el papel para que los cubra y se agrega otro poco más de agua para que estén empapados. Es importante colocarlas separadas para que cada embrión tome el agua que necesita para nutrirse. Posteriormente se introducen en un recipiente, se tapan y se llevan a un lugar donde no les llegue el aire ni la luz del sol para que salga la radícula al cabo de 4 o 5 días. Se debe tener en cuenta que cada día es necesario abrir el recipiente para renovar el aire del interior por los menos 5 minutos. 

Después de pasadas 24 horas de su germinación se llevan hasta los semilleros designados introduciendolas superficialmente en el sustrato o tierra; procurando que se ubiquen en sitios donde les llegue la luz solar pero no de manera directa para evitar que mueran quemadas las plántulas. 

Requerimientos del cultivo de semillas de tomate

Suelo

Los suelos dispuestos para la siembra de las plantas de tomate no requieren de condiciones especiales más que de un buen drenaje y un ph ligeramente ácido

Temperatura

Para que las semillas de tomate germinen y se desarrollen las plantas adecuadamente es necesaria una temperatura diurna de 20 y 30°C y una nocturna de 10 y 17°C.

Luminosidad

Después de establecida la planta necesita de la energía que le proporciona el sol para seguir desarrollándose por lo que debe estar expuesta a los rayos solares. 

Semillas de Cilantro

Las semillas de cilantro son el fruto que se da como resultado de la cosecha de una planta coloquialmente conocida con el mismo nombre. El cilantro es una hierba que no crece más allá de los 50 centímetros y sus principales características son un penetrante aroma y un potente sabor; aspectos que la convierten en una buena alternativa para sazonar platillos en el mundo culinario. 

La popularidad de esta planta no se centra en una sola parte de la población, pues desde épocas antiguas se viene utilizando en la gastronomía a nivel mundial. Tanto hojas, tallos y semillas son comestibles, siendo estas últimas utilizadas cuando están secas. 

Composición nutricional de las semillas de cilantro

Normalmente una cantidad de 100 gramos de semillas de cilantro contiene gran cantidad de sustancias esenciales para el cuerpo humano como vitaminas, minerales y fibra. En cuanto a las primeras las más notorias son vitamina C (21 mg) y vitamina b3 (2,1 mg). Los minerales son las sustancias más presentes en estas semillas y sobre todo en mayor cantidad; los principales son el calcio (709 mg), magnesio (330 mg), hierro (16,32 mg), potasio ( 1,267 mg), fósforo (409 mg), sodio (35 mg), selenio (26 ug), manganeso (1,90 mg) y zinc (4,70 mg).

De igual manera tiene un total de ácidos grasos monoinsaturados de 13,58 gramos y 1,75 gramos de ácidos grasos poliinsaturados

Origen del cilantro

Como sucede con la mayoría de las plantas el origen del cilantro es incierto; sin embargo algunos historiadores le atribuyen una procedencia del este de Europa, desde donde se ha dispersado hasta lugares como Asia y América. Cabe destacar que su nombre científico es Coriandrum lo que significa “planta que hace bien al hombre”.

Semillas de cilantro

Aspectos importantes para el cultivo de las semillas de cilantro 

Suelos 

El cultivo de las semillas de cilantro se debe realizar en un lugar donde los suelos tengan un ph entre 6,2 y 6,8. Además es importante que la tierra posea muy buen drenaje y sea floja ya que en terrenos densos y encharcados la planta no podrá sobrevivir por mucho tiempo. 

Un buen consejo es que las semillas se plantan en una maceta en interiores bajo la sombra para que germinen allí y luego trasladarlas al suelo permanente para que florezcan y den sus frutos o semillas.

Época de siembra

Este se trata de uno de las factores más importantes a tener en cuenta para poder cultivar de manera satisfactoria las semillas de cilantro. En lugares donde predomina un clima templado, lo más recomendable es sembrarlo en la época de primavera; mientras que en los sitios con un clima tropical lo mejor será esperar las épocas donde la humedad y el sol no sean tan intensos. 

Desarrollo de la planta

La siembra de las semillas debe hacerse a solo 5 mm de profundidad, pues de hacerse a una distancia mayor no germinan. Se deben distribuir en filas que se encuentren separadas unos 15 o 20 centímetros cada una para que tengan el espacio suficiente para su crecimiento. 

La germinación iniciara unas dos o tres semanas después de la siembra; el crecimiento de la planta se da de manera muy rápida y tres semanas luego de que se produce el brote, las plantas ya han alcanzado una altura superior a los 20 centímetros, teniendo sus hojas óptimas para el consumo.

En cuanto a la cosecha, se puede realizar cuando la planta alcance los 10 centímetros de altura. Se debe tener en cuenta que si se deja florecer para obtener semillas entonces ya no se obtendrá nuevas hojas y es posible que solo quede el tallo de la misma, pues este periodo de floración ocurre justo antes de que la planta va a morir. La recolección de las semillas puede hacerse cuando la planta muera por completo. 

Riego

Al momento de sembrar las semillas es necesario mantener la tierra humedad pero siempre procurando de que no se produzca el encharcamiento de agua. Cuando las plantas ya sobrepasan los 10 centímetros no se debe regar con mucha frecuencia, pues un ambiente muy húmedo no permite que se desarrollen, además esto acarrea muchas enfermedades como lo son los hongos. 

Uso de fertilizantes

Para preparar la tierra antes de sembrar se puede usar un compost elaborado de estiércol u hojas en descomposición para que esta misma tenga los nutrientes necesarios y que surjan los brotes de manera óptima. Lo mismo sirve para afianzar el crecimiento de las plantas ya establecidas; asi que disponer de una capa de fertilizante en la superficie sirve de mucha ayuda. 

Consejos para cuidar el cultivo de las semillas de cilantro

Los correctos cuidados que tenga la planta durante su cultivo garantizarán que crezca de manera saludable, por lo que a la hora de su siembra y durante su desarrollo debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Los abonos con nitrógeno son demasiado perjudiciales para las plantas de cilantro, lo mejor es optar por fertilizantes orgánicos para evitar cualquier tipo de riesgos.
  • La maleza entorpece el crecimiento del cilantro, razón por lo que se debe estar limpiando constantemente la zona para sacar toda la que aparezca. 
  • El riego debe hacerse adecuadamente. Sí resulta ser muy abundante se producirá el pudrimiento del tallo, la raíz y promoverá la aparición de hongos y enfermedades. 
  • Para la cosecha del cilantro se puede realizar el corte de la planta cuando esta alcance los 10 centímetros de altura, procurando dejar un tallo de dos tercio de tamaño para dar oportunidad de que la planta vuelva a crecer. 
  • Después que germinen las semillas es necesario que los brotes obtengan la cantidad de sol prudente que estimule su crecimiento. Si la siembra se realizó en una maceta se debe trasladar esta hasta un lugar propicio. 
  • Para asegurar un suministro permanente de cilantro, lo mejor es realizar una siembra posterior a las dos o tres semanas de la primera. 
  • Después de la primera cosecha la planta alarga su vida hasta 2 o 3 ciclos.

Semillas de Trigo

Las semillas de trigo forman parte importante en la dieta de los seres humanos desde tiempos prehistóricos. Estas hacen parte del fruto obtenido de la planta y se encuentran en el cariópside de la planta estrechamente ligados y siendo casi imposibles de separar fácilmente. 

Características físicas de las semillas

Estos granos presentan una forma ovalada y aplastada siendo en los extremos es más redonda y en uno de estos se aloja el embrión; el resto de la semilla es solo un depósito donde se encuentran elementos importantes para la nutrición del mismo.

Historia del Trigo

El uso de esta especie vegetal data desde los inicios de la civilización. Se han encontrado evidencias arqueológicas de algunos cultivos cuya procedencia es de hace más de 8000 años atrás. Cabe destacar que las semillas de trigo que se dieron como resultado de la mutación en el trigo silvestre eran muy grandes como para poder distribuirse con el viento; es decir que para su distribución a otros territorios tuvo que intervenir de algún modo el hombre. 

Algunos hallazgos que se han encontrado en sitios como Jordania, Siria e Irak son restos de granos cocidos en barro. La utilización de este cereal significó una transición en la alimentación del ser humano, pues pasó de una dieta basada en los productos obtenidos en la caza a una basada en los frutos que se obtenían gracias a las labores de cultivo. 

Poco a poco el cultivo de las semillas de trigo fue una práctica que se extendió a más lugares, siendo Egipto el primero de ellos en comenzar los cultivos en los valles del Río Nilo. Más tarde fue en Roma donde toma gran importancia la obtención de este cereal pues su cultivo y procesamiento era regulado por el gobierno Romano a fin de abastecer los pobladores más vulnerables y de menos poder adquisitivo. 

La introducción del trigo al continente Americano, ocurrió en la época de colonización Española. La historia cuenta que fue un esclavo de Hernán Cortés quien encontró en una pequeña bolsa tres granos del cereal y los conservo para luego sembrarlos. 

Información nutricional de las semillas de trigo

Una cantidad de 100 gramos de semillas de trigo contiene una elevada cantidad de sustancias esenciales en la dieta de las personas. Tiene un gran aporte energético pues provee al organismo de 300 calorías para realizar sus actividades fisiológicas. Además también cuenta con 13 g de proteínas, 2 g de grasas, 10 g de fibra y 65 g de carbohidratos. 

Estos granos son una fuente natural de minerales como calcio, hierro, magnesio, selenio, fósforo y potasio. 

Variedades de Semillas de Trigo

Trigo Duro

Esta es una variedad del cereal que tiene valores sumamente elevados de gluten y elementos nutritivos. Ocupa el segundo lugar como la especie de trigo más cultivada en el mundo y se emplea para la elaboración de pan, pastas y cuscús. Su siembra se realiza en lugares donde las condiciones climáticas son secas. 

Trigo Blando

Es el denominado trigo harinero por su uso en la fabricación de harinas. Se posiciona como la especie más cultivada y tiene una alta cantidad de minerales y vitaminas del complejo B. Una de las características principales de este es que su endospermo se rompe con facilidad durante la molienda. Su cultivo se da generalmente en los lugares con climas templados y cálidos. 

Clasificación del trigo según época de siembra

En términos generales el trigo se clasifica de acuerdo a la época del año en que se realiza su siembra. Existen dos especies conocidas: el trigo de invierno y el de primavera.

El trigo de invierno es de muy alto rendimiento y por lo general se cultiva en otoño para obtener la cosecha en la época de primavera o verano del año siguiente. Este tipo de semillas debe pasar por un periodo de latencia a bajas temperaturas para poder florecer durante unos 50 días. 

La especie que se siembra durante la primavera no tiene el mismo rendimiento que el trigo de invierno, sin embargo es capaz de resistir condiciones climáticas más secas que el anterior. Normalmente la plantación se hace en la primavera para cosechar las semillas en el otoño y este no requiere de un periodo de latencia o vernalización para desarrollar sus brotes. El ciclo de desarrollo de la planta va de los 120 a 180 días y para que sea óptimo necesita de temperaturas que oscilen entre los 7° y 15°C en sus primeros 15 días para inducir la floración. 

Cultivo de las semillas de trigo en una maceta

Germinación de las semillas de trigo

Primero que nada antes de cultivar las semillas de trigo es necesario decidir cual variedad es la que vamos a emplear. Luego de ya tener la elección a la mano se debe iniciar las labores induciendo a los granos a la germinación de sus embriones. Para lograr esto se ponen en remojo los granos por un periodo de 48 a 72 horas hasta que la radícula este en el exterior de las semillas.

Al cabo de que ya tengamos los pequeños brotes, entonces tomaremos un recipiente o maceta con el sustrato que nos parezca conveniente para sembrarlos. Se procede a agregar una primera capa de este de unos 2 centímetros de profundidad para disponer por toda la superficie de las semillas germinadas. Luego se riega y se tapa con un paño húmedo. Por último se reserva en lugar fresco por unos 5 a 7 días. 

Riego y Requerimientos 

Un buen momento para exponer las plantulas de trigo al sol es cuando estas hayan alcanzado una altura de por lo menos 2 centímetros; llegada esta etapa deben recibir todos los beneficios de la luz solar por lo que hay que exponerlas a esta directamente. El riego por su parte debe hacerse al menos cada dos días, ya que de este modo podemos asegurarnos de que no se seque la tierra o sustrato manteniendo la humedad adecuada. 

semillas de trigo

Cosecha

Seis meses después de iniciada la siembra es posible contar con los primeros granos de la cosecha; para identificar este momento solo basta con observar la coloración de las hojas pues deben estar secas.

Semillas de Mijo

Hoy en día podemos decir que de los mejores desayunos o meriendas presentes en los hogares son los cereales integrales, ya sea en pastas, pan o cualquier otro cereal. Cereales que, en su mayoría no estamos conscientes de qué ingerimos exactamente. Entre dichos cereales se encuentran las semillas de mijo, un cereal integral que, aparte de tener buen sabor, aporta cuantiosos beneficios para tu salud.

El mijo es conocido como uno de los cereales más primitivos en la historia.  La Biblia  también menciona a las semillas de mijo como uno de los ingredientes principales para la elaboración de pan no fermentado. Proviene de África central, donde la siembra se extendió dos mil años atrás en dirección a China oriental y a la India, y luego al norte de Europa y en Asia menor.

Semilla saludable

caracteristicas-semillas-mijo

Hoy en día, el mijo y sus semillas se mantienen como uno de los elementos básicos en la dieta alimenticia de diversos países del África. Anualmente se producen alrededor de 30 millones de toneladas de mijo, el 90% de ello es consumido por estos países en evolución.

Gracias a su alto índice de hidratos, compuestas por un 41% de ellas, las semillas de mijo son de los cereales integrales más energéticos existentes. Aunque no es solamente conocido por su alto contenido en hidratos, además de ello, las semillas de mijo representan una fuente natural importante de magnesio y hierro, cada uno en cantidades enormes. Sus propiedades nutritivas han hecho de las semillas de mijo un cereal altamente recomendado en dietas veganas donde el suministro de hierro provenga de las verduras.

Además de ello, posee una alta representación de proteínas, haciendo de las semillas de mijo un cereal indicado para dietas de crecimiento y para deportistas. Aunado a esto, las semillas de mijo cuentan con un bajo contenido de grasas de aproximadamente un 2%, siendo de grasas sanas, su origen es netamente vegetal. Por esta misma razón, las semillas de mijo se recomiendan en dietas para adelgazar. La semilla de mijo es un cereal integral que, al ingerirlo entero purifica el organismo.

Las semillas de mijo son altamente recomendadas para los pacientes con casos de calambres musculares, embarazo y anemia ferropénica, al igual que en casos de debilitamiento o fatiga física, gracias a su alto contenido nutritivo en magnesio y hierro. Además de ello, funciona como un excelente remedio para vigorizar la piel, los dientes, los dientes y las uñas.

Propiedades de las semillas de Mijo

Conocido como uno de los cereales más abundantes en hierro en tan solo 60 gramos (compuestos un 41% de ellos) y de magnesio (un 29%), haciendo del mijo el cereal integral perfecto para el debilitamiento mental y/o físico.

Es considerado también como uno de los cereales con mayor aporte energético, 60 gramos contienen 41 gramos de carbohidratos. Asimismo, una porción controlada de 6 gramos en proteínas y muy bajo nivel en grasas naturales (2 gramos).

Su valor nutritivo en vitaminas del grupo B (B1, B2 Y B9) supera por tres veces a los otros cereales, siendo así, un cereal especial para tratar la regeneración del sistema nervioso y embarazadas y en proceso de lactancia.

El mijo y sus semillas poseen unas propiedades nutritivas similares a diversos tipos de cereales. Pero a un nivel superior, gracias a que el mijo es totalmente libre de gluten. Entre otras de sus propiedades tenemos:

  • Por ser un cereal, contiene un alto valor nutritivo en fibras, contribuyendo con el tránsito intestinal y regulando la flora intestinal a niveles óptimos.
  • Es una fuente rica en vitaminas B1, B2, B5, B6 yácido fólico. Además, está compuesto por oligoelementos como el fósforo, zinc, magnesio, calcio, hierro, potasio y más.
  • El mijo es abundante en carbohidratos. En China, el mijo se considera como un cereal “Yang”, representado como un alimento que otorga fuerzas y vitalidad a nuestro organismo, sobre todo para aquellos pacientes que necesitan recuperar sus energías. Todo gracias a su contenido en hidratos de carbono.
  • La soja o la quínoa se componen de aminoácidos para suplantar la proteína de las carnes. No obstante, el mijo debe ser consumido en conjunto con legumbres. Con ello obtendrás una completa ración de proteínas con los aminoácidos restantes.

Importancia de las semillas de Mijo

importancia-semillas-mijo

Al igual como las propiedades nutritivas de las semillas de mijo son cuantiosas, nos aporta muchos beneficios, entre ellas están:

  • Es un cereal indicado para personas que sobrellevan una debilidad o desorden emocional. Al ser un abundante recurso de energía, es perfecto para tratar este tipo de problemas.
  • Las semillas de mijo se recomiendan para curar pacientes que presenten casos de depresión, ansiedad, nervios, hiperactividad, insomnio, amnesia temporal o parcial y otros más casos relacionados a la psique.
  • Es excelente oxigenante cerebral, especial para el tratamiento del sistema nervioso. Gracias a su abundancia en magnesio y demás nutrientes esenciales para el cerebro.
  • Es una poderosa fuente de vitaminas, minerales y ácido fólico. Haciéndolo un cereal especialmente indicado para las embarazadas y madres en estado de lactancia.
  • Al tener un alto contenido en fibras, las semillas de mijo son perfectas para controlar la flora intestinal. Regulando el tránsito intestinal. Combatiendo el estreñimiento.
  • Incluir las semillas de mijo en nuestra dieta nos hará más fuertes y sanos. Todo gracias a su inmenso valor en hidratos de carbono. El mismo nutriente que contribuye con la formación y cuidado de nuestro organismo.
  • Los deportistas y atletas de alto rendimiento lo incluyen en sus dietas. El mijo les restablece la pérdida de energía y el esfuerzo que requiere dicha actividad. Además, por su bajo contenido en grasas naturales, su cuerpo sigue manteniendo una forma excelente.

Cómo consumir semillas de Mijo

Las semillas de mijo pueden estar representadas como un encantador sustituto de la pasta de trigo, incluso del arroz. En África suelen usarse en  recetas de galletas y panes, así como en la elaboración de licores a base de semillas de mijo.

Su alto nivel energético lo hace perfecto para hacerlo parte de tus desayunos. Las puedes agregar en dietas previas a jornadas de excursión o al practicar deportes, o simplemente lo agregas en un muesli de cereales.

Normalmente, las semillas de mijo tienen un sabor sutil. Algunas personas lo describen con un sabor parecido a la nuez, otros a la mantequilla. De igual manera, el mijo tendrá buen sabor al mezclarlo con otros elementos de sabor intenso o fuerte, dándoles un tono fino y especial.

Puedes agregar semillas de mijo en tus ensaladas. Así también, puedes mezclarlas con legumbres o garbanzos. Recetas de mijo con lentejas horneadas y mijo con garbanzos. Mijo con soja en distintas presentaciones, como en tempeh, miso y tofu. Con hortalizas y verduras, especialmente con las de sabor dulce, en recetas de budín de mijo con jengibre y zanahoria, mijo y coliflor gratinada, ñoquis de mijo con col lombarda, entre otras recetas más. El mijo abre una extensa gama de recetas y alimentos donde puedes anexarlo.

El mijo es un ingrediente en potencia para hamburguesas vegetarianas y pizzas, sopas de verduras y cremas de sopas. En su textura crujiente se pueden apreciar la esencia de los ingredientes que acompañan al mijo. Además, no cansará tu paladar, pues, el sabor del mijo no es muy resaltante, por lo tanto, no dominará en el platillo.

Semillas de pimiento

Las semillas de pimiento proceden de su mismo vegetal. Familia del chile y el ají. Perteneciente a la familia de la Solanáceas, como el tomate, la berenjena y la patata. La planta de pimiento es amiga de los tomates, coles, ajos, cebollas, perejil, zanahorias, berenjenas y albahacas. Su forma es pequeña, pero con grandes aportes de vitamina C, sobre todo en los pimientos verdes e inmaduros, y vitamina A en los pimientos maduros y rojizos.

Su planta es muy sensible al frío y/o temperaturas bajas. Las áreas de clima helado impiden el crecimiento y producción de dicho fruto. El pimiento requiere de temperaturas altas, como en climas tropicales y áridos. Así también de recibir una buena alimentación solar. Esto hará que la planta de pimientos crezca y madure mejor su fruto.

El pimiento es uno de los frutos con los más fáciles métodos para obtener sus semillas. Simplemente tomas el pimiento de tu preferencia, lo abres o picas, tal como si fueras a picarlo para cocinarlo. Justamente al abrirlo, observarás un cumulo de semillas a la altura del tallo que sobresale por arriba. Recoges el montoncito de semillas y lo guardas en un sitio donde puedan secarse.

Es de vital importancia que, si piensas sembrar dichas semillas, deben estar húmedas y sin humedecerlas al momento de sembrarlas. Al igual que con otros tipos de plantas, la semilla se puede pudrir al estar mojada bajo tierra. No como otros tipos de plantas como el tomate, que se puede humedecer al momento de sembrarlo.

Sembrar semillas de pimiento

sembrar-semillas-pimiento

La siembra de pimientos se realiza a través del método de Almácigo – Transplante. El cual es un lugar o un espacio donde se siembran las semillas para que germinen y luego de ello, transplantar el brote a su espacio determinado.

¿Cuándo sembrar el pimiento?

El mes lo decidirá el hemisferio donde te ubiques. Por ejemplo. En el hemisferio norte, el pimiento se siembra entre los meses de febrero y marzo. En el hemisferio sur se siembra entre julio y septiembre. Al momento que la planta de pimiento supera los 10 centímetros (proceso que lleva dos meses), se procede a transplantar la planta. Si te encuentras en un lugar de clima frío, lo mejor es esperar la llegada de la primavera para trasplantar la planta.

¿Cómo sembrar las semillas de pimiento?

El pimiento cumple sus primeros dos meses de crecimiento en semillero. Coloca la semilla de pimiento en la tierra y cúbrela un poco. Ahora riega la zona donde sembraste la semilla. Al pimiento le toma de 10 a 20 días en germinar. Se siembran dejando un espacio de al menos 15 centímetros entre cada planta.

Germinación sin tierra

A través de este sistema, las semillas se germinan de manera muy cómoda y con la ayuda de materiales que puedes encontrar en tu hogar. Cabe destacar que solamente es una germinación, por lo tanto se necesita transplantar las plantas apenas brotadas a un sustrato o a la misma tierra, de modo que su crecimiento siga desarrollándose.

Dentro de la agricultura, normalmente las semillas se siembran bajo el suelo o por encima del mismo. Este proceso se realiza de tal modo que el calor y la humedad de la tierra permitan que las semillas germinen cuando las circunstancias sean convenientes y las plantas que crezcan lo hagan completamente en el mismo espacio donde hayan sido sembradas o transplantadas a un lugar distinto.

En la cultivación de plantas en macetas y/o recipientes trasladables se aplica el mismo principio, esto es gracias a que la porción de tierra contenida en la maceta es suficiente para simular el terreno de siembra.

A pesar de que germinar las semillas en tierra supone el método más natural y nos permite ahorrar tiempo al evitarnos la tarea de transplantar y las plantas sufren menos posibles heridas. La tierra en sí no es totalmente necesaria para la germinación de las semillas. A nivel de agricultura, es conocido que germinar las semillas sin tierra es el sistema más rápida, sencilla y segura de realizar desde la comodidad del hogar.

Germinación en sustrato o en tierra

Es la técnica más popular. Radica en plantar la semilla en sustratos húmedos o en tierra hasta que germinen.

Germinar semillas en el suelo

El germinar semillas en el suelo o en tierra, hace referencia al simple hecho de plantar las semillas en suelo como a plantarlas en un recipiente, vasija o maceta lleno de tierra y/o sustrato.

Germinación en tierra directamente

Es el método más usado para el cultivo de plantas decorativas, comestibles y algunos de tipo frutal. La germinación de las semillas de manera directa en la tierra o el suelo, es la técnica que arroja excelentes resultados. No obstante, este sistema sufre de algunas limitaciones:

  • En caso de no conocer bien la planta a cultivar se corre el riesgo de no poder identificarla cuando la planta haya germinado. Esto se debe a que otras plantas nacerán alrededor de ellas, así como tipos de hierbas que pueden causar confusión. La técnica más fácil para identificar la planta es siguiendo patrones con formas geométricas, por ejemplo, parcializar las plantas con líneas. Así, cuando las plantas germinen las identificarás fácilmente guiándote por el patrón lineal.
  • Esta técnica solo aplica en periodos específicos del año de la planta. Además de ello, varios factores influyen en la germinación, las condiciones climatológicas, el ciclo de cada planta, cómo se adapte a su ambiente y el espacio geográfico. Un ejemplo claro es el de las semillas de pimiento. Sembrarlas en épocas de clima frío impedirán el crecimiento de la planta, incluso la planta puede morir al no estar presente las condiciones optimas para su crecimiento. En casos donde la planta alcance un tamaño para producir frutos, le tomará varios meses más que en su proceso normal.

¿Cuánto espacio requieren las semillas de pimiento?

cuidado-semillas-pimiento

Las semillas de pimiento pueden ser plantadas normalmente en tiesto. Un punto clave es la profundidad. A los pimientos les va de maravilla plantarlos a cierto nivel de profundidad. Al plantarlas juntas, se debe dejar un aproximado de 40 a 50 centímetros.

¿Necesita mucha agua?

Sembrar pimientos en condiciones donde el suelo pueda mantenerse húmedo es lo más recomendable. El pimiento necesita mantenerse húmedo la mayor parte del tiempo. Esto radicará en la parte alta de la planta. El mejor método para las plantas de pimientos es el de riego por goteo.

¿Dónde la puedo sembrar?

A las semillas de pimiento les va muy bien los suelos de gran profundidad. Terrenos que gocen de buen drenaje y compost.

¿Cuánta luz pueden recibir?

El pimiento es un vegetal que se desenvuelve mejor en áreas tropicales frescas y cálidas. Mientras reciba luz solar directa, se asegurará una buena alimentación a la planta.

El momento ideal para cosechar

Saber cuándo es el momento perfecto para extraer los frutos de dicha planta no es tarea difícil. A medida que se vayan dando las cosechas comprenderás cuando es el momento para cosecharlos. Un consejo para su extracción: retíralos desde el rabillo a unos ciertos centímetros de distancia.

Normalmente se extraen cuando el fruto toma un color verde intenso. Una planta de pimientos es capaz de producir de 10 a 15 pimientos por cosecha. Le toma entre 4 y 5 meses producir los frutos.

Plagas y Enfermedades

  • Mosca blanca
  • Araña blanca
  • Araña roja
  • Orugas
  • Babosas
  • Caracoles
  • Pulgón
  • Trips
  • Nemátodos

Semillas de Rosas

Antes de hablar de las semillas de rosas y cultivar esta hermosa flor debes tomar en cuenta:

Las rosas son, de las flores, las más famosas en el mundo. Crear un cultivo doméstico propio tiene sus beneficios. No solamente son hermosas a la vista y embellecerán tu hogar en cualquier espacio que la ubiques (patio, terraza, jardín o balcón). También tendrás a tu alcance un romántico detalle para una persona especial.

La especie Rosa abarca más de 200 tipos oriundas del hemisferio norte. A ciencia cierta, se desconoce la cantidad exacta de las especies habidas a causa de la infinidad de tipos de rosas hibridas. Aproximadamente existen 40.000 especies distintas. Hoy en día, las rosas para comerciar suelen ser especies hibridas de rosas ya extintas.

Cultivo de las semillas de rosas

tipos-semillas-rosas

Al cultivar semillas de rosas debes tomar en cuenta factores como la paciencia. El cultivo de rosas a través de semillas no es la manera más rápida para la reproducción de estas flores decorativas. No obstante, el esfuerzo jamás será en vano. El cuidado del crecimiento de una rosa es algo especial que alegra la vista y llena el corazón.

Asimismo, debes saber que al plantar rosas bajo el sistema de sembrado es muy probable que las flores que germinen no sean similares a las que tenías en semillas. Esto se debe a que la rosa es una flor que, en la mayoría de los casos no conserva las cualidades de su planta de origen.

La nueva flor puede formarse y dar menos flores que otras o ser más débil. Si quieres producir rosas de un mismo tipo o que sean iguales, necesitarás aplicar otras técnicas. Por ejemplo: Acodo, Injerto o Esqueje.

A través de las semillas se obtienen patrones y especies de rosas, incluso nuevas especies experimentales de rosas. Se recomienda que la procedencia de las semillas no sean de jardines. De este modo se previene que la semilla traiga impurezas.

El paso principal antes de iniciar a la siembra de semillas de rosas es elegir la especie de rosa gustes producir. Existen una media de cien tipos diferentes para sembrar. Al seleccionar la semilla debes conocer las características de la planta, el ambiente y las condiciones climáticas óptimas para que la rosa crezca.

En el caso del clima, puedes investigar de dónde proviene la especie elegida, cómo se desenvuelve en tu región, así como las zonas donde les gusta crecer.

Para el entorno se toma en cuenta qué tanto pueda crecer la flor seleccionada.

Recolección de semillas de rosas

Lo primero por hacer es adquirir un escaramujo madurado de rosal. Fácilmente se identifica por su matiz rojizo. Algunos tipos de escaramujos adquieren un tono más oscuro y purpura o algo más aclarado, de un toque naranja. Se extraen los escaramujos en su periodo de madurez.

Si lo haces después, el escaramujo se secará y las semillas perderán su capacidad. Las rosas producen su fruto normalmente en épocas de otoño. La temporada perfecta para reproducir un rosal.

Ya extraído el escaramujo maduro, procede a recoger las semillas en su interior. Límpialas bien removiendo toda pulpa y pelusa. Remójalas por una noche, no más de un día.

Una opción para que las semillas se mantengan puras es aplicarle un anti hongos al agua para prevenir que se produzca moho en la planta. Sin embargo, siempre existirá una cantidad de moho. La intención de esto es que se produzca al mínimo.

El remojar las semillas te permite ahorrar tiempo para que la semilla germine. Es el método recomendado para que la planta crezca más rápido, a pesar de ello, no es preciso hacerlo.

Muchas personas que germinan semillas manifiestan que, si las semillas flotan en el agua se debe a que son infértiles. Sin embargo, este caso no aplica para las semillas de rosas. Lo normal es que naden sobre el agua. Así también es algo normal si algunas de las semillas de rosas no germinan.

Germinando semillas de rosas

cultivo-semillas-rosas

Las semillas de rosas requieren de un sistema de estratificación para que se cumpla su germinación. Naturalmente, se da al iniciar el invierno. Esto se debe a que las semillas de rosas necesitan rodearse de un ambiente helado para desarrollarse mejor.

Un método fiable para germinar las semillas es depositarlas en un recipiente con turba o una bolsa, fibra de coco o sustrato, cada uno sutilmente humedecido. Deja reposar el recipiente o cuenco en la nevera por una media de 3 a 4 semanas. Dependiendo del tipo de semillas pueden tardar hasta 16 semanas para germinar, y otras, no importa cuánto tiempo pase, no germinan.

Revisa periódicamente en la semana que el cuenco se mantenga humedecido. Asimismo, observa si algún brote está naciendo.

En caso de que hayas comprado las semillas, debes revisar si ya pasaron por el proceso de germinado. De ser así, omite este paso y procede a plantarlas.

Plantar semillas de rosas

Ya germinadas las semillas, estarán en su momento perfecto para plantarlas. Transplanta la semilla hacia una bandeja de alveolos o a un semillero. Si compraste semillas listas para plantar, entonces deberás trasplantarlas una vez salga el brote.

Usa una tierra que sea de mejor drenaje, de este modo mantienes una buena circulación del agua y los brotes no se pudrirán. Procura que los brotes siempre deben apunten hacia abajo.

Al plantar las semillas de rosas debes mantener un margen de 6 milímetros hacia abajo, tratando en la medida posible de conservar una medida de 5cm como mínimo de una semilla a otra. Si estas condiciones se cumplen, al pasar la primera semana podrás observar los brotes emergiendo sobre la tierra.

Un aspecto importante que debes saber es que las plantas de rosas deben mantener un suelo húmedo en todo momento. Puedes implementar un acolchado o un mantillo, pero siempre tomando en cuenta que no debes regar el suelo con mucha agua y sembrar la planta en suelos con buen drenaje de agua.

Asimismo, las rosas necesitan alimentarse de luz solar (preferiblemente de la mañana) por seis horas al día para que los brotes crezcan fuertes y sanos. La temperatura recomendada para una rosa va entre los 15° y 25° C.

Trasplante de vástago

Al ver que a tu brote le han crecido algunas hojas (siempre verificando que sean hojas autenticas y no vástagos), o que la raíz del brote está creciendo a un tamaño donde no le queda espacio será el momento de trasplantar el brote. El mejor momento para plantar las semillas de rosas es al final del invierno y principios de la primavera.

Al trasplantar, debes humedecer el vástago, ubicándolo en un hoyo donde tenga bastante espacio para que sus raíces crezcan. Siempre usando tierra con buen drenaje de agua para la planta. Terminado el trasplante, rocía la planta con abundante agua.

Luego que los vástagos estén curados del trasplante, continúa dándole los cuidados habituales a la rosa.

Recomendaciones para el cuidado de un rosal

Es bien sabido que las rosas son flores delicadas que requieren de un cuidado exhaustivo. Por lo tanto, te aconsejamos lo siguiente:

  • Lo más importante es que reciban la cantidad correcta de sol, preferiblemente en la mañana y mantener húmedo y regado el suelo.
  • No olvides usar una tierra que mantenga un buen drenaje del agua, pero que también retenga el liquido y dejando la tierra húmeda.
  • El clima perfecto para el crecimiento de las rosas es dentro de los 15° y 25° C. Sin embargo, las rosas pueden vivir en ambientes de hasta -10° C. En casos así lo mejor es protegerlas, siempre observando que las raíces y las flores no mueran.
  • Un consejo importante es que podes correctamente la planta. El invierno es la época ideal. De este modo, la planta crecerá sanamente.
  • Mantén siempre un ojo en tu rosal, pues, las plagas siempre querrán hacer de las suyas y dañar tu hermosa flor.

Semillas de lechuga

Las semillas de lechuga son una gran adquisición para las personas que quieran en su jardín una de las verduras más ricas tanto en sabor como en contenido de vitaminas. Es una buena alternativa, ya que no necesitarás ir de comprar a cada rato al supermercado, sino que bastará tener un jardín en buenas condiciones donde estas germinen adecuadamente. Y, si es posible en la temporada de otoño, podrá sacar el mejor provecho de las semillas de lechuga.

Las semillas de lechuga son de cultivo en estación fría, que crece bien en primavera y otoño, dependiendo de las regiones donde se encuentra la persona. Las plántulas de lechuga incluso tolerarán bien una ligera helada en su jardín. Lo recomendable es que las semillas se encuentren en una temperatura promedio encima de los 40°F. Lo anterior porque germinarán mejor a unos 55 a 65 F° y emergerán en tan solo un corto tiempo de 7 a 10 días.

Tenga en cuenta que las semillas de lechuga germinan bastante rápido, en cuestión de nada tendrá los primeros pasos para tener la lechuga. Por tanto, se recomienda sembrar las semillas en pequeña cantidad a la vez para que el jardín o el lugar donde está realizando el cultivo no se saturen y crezcan en las mejores condiciones posibles.

semillas de lechuga

La mayoría de los jardineros cultivan las semillas adecuadamente para que una vez que crezcan, las hojas sean sueltas, verdes o rojizas respectivamente. Lo bueno es que son de rápido crecimiento, pero de larga duración en la cocina.

A continuación, desglosaremos cada uno de los detalles referentes a las semillas de lechuga, como su cultivo, las condiciones en las que crecen y la verdura en general. Igual que con la semillas de albahaca. ¡Acompáñanos!

Información general sobre las semillas de lechuga

Las semillas de lechuga son una forma económica y fácil de propagar las cosechas de lechugas, una verdura fundamental que no puede faltar en ninguna nevera de las personas. Estas semillas le permiten elegir las variedades en que funcionará su jardín o hacienda, a que crecen en brotes rápidos.

Una de las características principales de estas semillas es que se adaptan bastante bien a las condiciones particulares del suelo, clima y cuidados. Ofreciendo un óptimo crecimiento en los jardines, asegurando las cosechas futuras de las lechugas. Las semillas deben ser solo de variedades de polinización abierta o reliquias. Las semillas de lechuga de polinización abierta y reliquia se vuelven fieles a la semilla en los años venideros.

Las variedades de polinización son más genéticamente diversas, lo que les permite en general, adaptarse a las condiciones específicas de crecimiento. Las semillas de la herencia representan variedades originales transmitidas de generación asegurando la vitalidad de la cosecha. Incluso, algunas de las semillas de herencia se registran que tienen un tiempo de vida de más de 50 años y pueden germinar correctamente en buenas condiciones.

Por otro lado encontramos las semillas de lechuga híbridas, que no crecerán de la misma planta el próximo año a que son plantadas ya que atraviesan un fenómeno conocido como ‘vigor híbrido’, donde ciertas características superan a otras en cultivos superiores. Lo recomendable para estas semillas es que se guarden y luego planten.

Cómo cultivar las semillas de lechuga

Antes de ir al proceso de plantar las semillas de lechuga, es recomendable evaluar el lugar donde se dará la cosecha. Este tiene que ser un lugar soleado y con el suelo preparado en buenas condiciones para que no se mueran al comienzo del cultivo. Las que no se encuentran en las condiciones correctas se le conoce como semillas de lechuga no viables para el cultivo.

El suelo donde se va a plantar la semilla debe tener un buen drenaje para que esté lo suficientemente húmedo sin llegar a quedar empapado. Para mantener el suelo fértil, debe ser alimentado con los mejores productos del mercado, estos incluyen materia orgánica compostada y abono de alta calidad. Dado que la semilla de lechuga es bastante pequeña, es necesario contar con un semillero bien labrado. Tenga en cuenta, antes de tratar con las semillas que si encuentran junto a piedras y grandes terrones de tierra, la germinación se inhibirá.

A las semillas de lechuga no le irá bien con las malas hierbas, por lo que antes de siquiera decidirse a cultivar, debe asegurarse de que el suelo se encuentro preparado y limpio. La rotación de lugares ayudará a controlar la mayoría de las enfermedades que pueden atacar directamente a la planta y semilla en general.

Consideraciones del cultivo de las semillas de lechuga

Las siguientes consideraciones e información son las que debe seguir las semillas de lechuga para que den una cosecha óptima:

  • Una vez que se siembre, debe trabajar el terreno correctamente. Puede comenzar a trabajar las semillas en el interior unas 4 o 6 semanas antes de su última fecha de heladas de primavera para una cosecha más temprana.
  • Los trasplantes deben plantarse cerca de la última fecha libre de heladas para el área de cultivo. Las lechugas que no tengan semillas se puede plantar de 2 a 3 semanas antes.
  • Debe cubrir las semillas a media pulgada de la tierra y debe estar regándolo constantemente.

semillas de lechuga cómo sembrar

Cosechar las semillas de lechuga

Una vez que las cabezas de las flores de lechuga se encuentran esponjosas y secas, se pueden cosechar las semillas. Existen un par de formas de completar este proceso correctamente. La primera consiste en sostener una bolsa de papel cerca de la planta y sacudir la cabeza de la flor sobre ella diariamente hasta conseguir la mayor parte de brotes de semillas maduras.

Alternativamente, puede esperar hasta que la mayoría de las cabezas de las semillas estén listas para la cosechas, y pueda retirar el tallo competo de la flor. Recuerde sacudirlo sobre un cubo o bolsa para desalojar cualquier semilla completamente madura. Ambas técnicas son buenas, pero el primer método requiere más tiempo y esfuerzo, mientras que el segundo no le darán tantas semilla y conseguirá un gran número de semillas de lechugas inmaduras.

Una vez que tenga la cosecha, revise su colección obtenida y retire las pelusas y paja para aislar las semillas de lechuga madura. Para hacer esto, vierta su semilla en un plato o bandeja, que sea poco profunda, mientras coloca suavemente un ventilador cerca. La presencia del ventilador hará que los adornos innecesarios se vayan.

semillas de lechuga cultivo

Semillas de lavanda

Las semillas de lavanda son un atajo fácil y asequible que las personas tienen en sus manos para obtener unas hermosas y atractivas plantas de lavanda. La semilla de lavanda ha estado disponible durante mucho tiempo, pero no es hasta hace poco, que las plantas de lavanda provienen de paquetes viables en altura y vigor. El cultivo de lavanda a partir de semillas más nuevas ha superado este problema y ahora puede esperar un número constante de plantas que se vean iguales, lo que es ideal para un seto de lavanda.

La mayoría de las semillas de lavanda se inician a partir de esquejes tomados de las plantas madres. Eso asegura que obtenga una planta que sea exactamente igual a la planta madre en términos de tamaño de planta y color de la flor. Debido a que los esquejes son el medio principal para poder plantar la flor de lavanda, los suministros de las semillas de lavanda pura no están disponibles para ciertos tipos de plantas de lavanda.

La lavanda lady fue una de las primeras lavandas que provino de semillas fácilmente, y florecen bien al primer año. También se encuentra la tradicional provence y Lacy Frill, una bonita lavanda blanca, de las que todas provienen de semillas. A menos que solo desee una o dos plantas. Cultivar lavanda a partir de semillas es una excelente manera de llenar su lecho perenne con una fragancia refrescante y un hermoso color.

semillas de lavanda

A continuación, acompáñanos a conocer todo lo referente sobre las semillas de lavanda, su cultivo y beneficios. A todos nos gusta el hermoso color de la flor de lavanda, por lo que es normal que se quiera cultivar uno. Al igual que las semillas de lechuga. ¡Acompáñanos hasta el final del artículo!

Información de las semillas de lavanda

Las semillas de lavanda son las culpables de esas hermosas flores de lavanda que vemos en los campos. Si desea comenzar a plantar las semillas temprano, puede usar una estera térmica, una bandeja de semillas o un lugar cálido para promover la germinación. Es mejor usar una vermiculita fina o una mezcla ligera en lugar de una mezcla tradicional para la maceta. Esto porque ayudará con el drenaje. En aproximadamente dos semanas, las semillas germinarán y generarán plántulas. Les llevará tiempo madurar y comenzar a parecerse a esa elegante lavanda morada que solemos ver.

Cuando las plantas tienen varios conjuntos de hojas, se pueden mover hacia la ubicación final que desees. Simplemente trasplante la planta joven de lavanda enterrando las raíces y acariciando ligeramente el suelo alrededor del área de plantación. Sin embargo, antes de mover las lavandas pequeñas, deberá ensuciarse las manos para evaluar el suelo.

semilla de lavanda beneficios

La consideración principal para el ambiente donde las semillas de lavanda deben ser plantadas es que sea un suelo más seco con condiciones menos húmedas. La mayoría de las semillas de lavanda son muy resistentes y se pueden cultivar en muchas regiones, aunque es probable que no produzcan un seto de lavanda o los resultados sean óptimos. Los climas cálidos y secos es donde le va mejor a las semillas de lavanda, en el que el cultivador debe mejorar las condiciones.

Las semillas deben plantarse con una separación de aproximadamente 12 a 18 pulgadas. El área debe tener una buena circulación y aprovecharse a pleno sol. Usar arena de construcción para mejorar el drenaje puede resultar beneficioso para las semillas de lavanda.

Cómo tratar las semillas de lavanda

En lugar de colocar las semillas de lavanda en macetas de tierras para su posterior cultivo, vaya con un método más holgado. No uses toallas de papel, ya que estas estimulan el crecimiento de los hongos y pueden ser difícil encontrar o eliminar las raíces tiernas cuando llega el momento de plantar. En cambio, coloque las semillas en una bolsa, después de un periodo de estratificación, con una cucharada de agua y exprima todo el aire de la bolsa.

En el caso de la germinación, hay que proporcionarles una buena cantidad de luz, sin llegar a plantarlos profundamente. Las plántulas más resistentes son increíblemente fáciles de trasplantar y han sido algunas de las plántulas más resistentes con la que se han tratado. Estas semillas parecen mucho más sensible durante la germinación.

Condiciones para tratar el cultivo de las semillas de lavanda

La semillas de lavanda requerirán luz mientras brotan, preferiblemente a través de la luz solar o luz de la ventana. Hay una baja tasa de germinación cuando las semillas se encuentran muy enterradas. En cuanto a la iluminación de la ventana, la germinación de la plántula es más intensa que donde no pega tanto el sol.

Las plántulas germinarán en aproximadamente dos semanas y tardarán un tiempo en parecerse a la lavanda. Asegúrese que las plántulas de lavanda obtengan suficiente agua, pero no permita que se mantengan húmedas mucho tiempo. En cambio, vuelva a ponerla al sol para que adquieran mejor color.

Una vez que la plantas pequeñas de lavanda tenga varios juegos de hojas, procure colocarlas en su ubicación final. Sin embargo, revíselas regularmente para asegurarse de que no hayan sido derribadas por los animales o despojados por la lluvia en su jardín. Una vez que las lavandas se asienten en el suelo, crecerá lo suficiente, aunque un poco lento el primer año, para posteriormente florecer. Una vez que terminen su desarrollo, el próximo año tendrá un espléndido suministro de lavanda para plantar en un seto o usar como un borde colorido.

Usos de la lavanda

Algunos de los usos de las semillas de lavanda, como la flor en general, son sorprendentes. Creciendo en el jardín nada más, funciona bien como un repelente para algunos animales como el ciervo. Pero eso no es todo, es comestible y se puede usar en las sopas, ensaladas e incluso como condimento. Sin embargo, cuando se usa como alimento, se recomienda que sea con moderación, ya que es de sabor fuerte y no todos pueden soportarlo.

semilla de lavanda cómo se siembra

En cuanto al aceite que se obtiene de la lavanda, es uno de los más versátiles disponibles y ofrece una gran gama de beneficios para la mente y el cuerpo. Funciona bastante bien como un antiséptico, antinflamatorio y condiciones médicas como indigestión y acidez estomacal.