Semilla de albahaca

semilla de albahaca

La semilla de albahaca es uno de los miembros de la familia de las plantas de menta y se cultiva principalmente por sus hojas. Estas se utilizan secas o frescas para muchos platos de comida, sobre todo en el continente asiático, e incluso en los occidentales. Las semillas de albahaca también se emplean en algunos alimentos tailandeses e incluso para aprovechar sus propiedades y otorgar unos cuantos beneficios al cuerpo.

La hierba de donde se produce la semilla de albahaca es considerada una de las más sabrosas y fáciles de cultivar del mundo, siendo querido por muchos amantes de la cocina. Como la albahaca es anual, crece muy rápidamente, así que la semilla se cataloga de germinación rápida. Empieza brotando de la semilla, produciendo una abundancia de hojas frescas y luego florece para sembrar más semillas a lo largo de unos pocos meses.

Muchas personas eligen cultivar la semilla de albahaca al comenzar la temporada para disfrutar de hojas frescas de albahaca en cualquier época del año. Cuando se cultiva bajo los factores correctos, la hierba que se desprende de la semilla, puede cosecharse a tan solo 3-4 semanas.

La planta de albahaca es una adición maravillosa a cualquier jardín, y cuando se cultiva la semilla cerca de los tomates, se dice que consigue un sabor más dulce. Hay muchas variedades para elegir, siendo la genovesa la favorita de muchos. También se encuentra la albahaca de limón, la hoja grande italiana, mezcla de Dolce vita y las semillas de albahaca morada.

semilla de albahaca

A continuación, desglosaremos en detalle cada uno de los puntos importantes de la semilla de albahaca y su cultivación, para que a final de temporada tenga esa rica planta. Al igual que las semillas de lavanda. ¡Acompáñanos!

¿Qué es una semilla de albahaca?

La semilla de albahaca, una vez que germina, es la que produce la conocida planta de albahaca, que crece rápidamente y es de las más populares entre los jardineros en todas partes. Las semillas son muy fáciles se cultivar y darán muchas variedades de plantas para elegir.

Las semillas de albahaca que se usan para comer son las semillas de la planta de albahaca dulce. También conocidas como semillas de albahaca tailandesa, sabja, subza o tukmaria. Esto es diferente de la planta de albahaca sagrada, que también se le llama tulsi. Las hojas y el aceite de la albahaca sagrada se usan en la medicina para muchos propósitos, pero generalmente las seillas no.

El tamaño de la semilla de albahaca es similar al de las semillas de chía. La diferencia radica en que las de albahaca son completamente negras y con forma de lágrima, mientras que las de chía son típicamente de tonos moteados de gris con marrón y poseen una forma más redonda.

Una de las características principales de las semillas de albahaca es que se vuelven gelatinosas cuando se empapan con agua. Se usan en bebidas en muchos países asiáticos para espesar y también tienen grandes beneficios en el campo clínico para mejorar la salud en general de las personas.

Cómo cultivar la semilla de semilla de albahaca

Las personas que radican en un clima cálido, no tendrán problemas en plantar la semilla de albahaca directamente en el jardín  una vez que empiece la primavera. Sin embargo, tenga en cuenta que estas semillas no soportan el frío, así que si se encuentra en un lugar donde esté pasando el invierno, ni se moleste en hacerlo, porque solo se encontrará con semillas no viable. Sí o sí estas semillas necesitan de una tierra cálida para poder germinar correctamente.

Sin embargo, no todo está perdido. En caso de que vivas en un clima frío constantemente, puedes comenzar a plantar la semilla de albahaca en el interior de la casa cono las medidas correctas. Dado que la planta es muy fácil de cultivar a partir de la semilla, estas germinarán bastante rápido una vez que acondiciones el interior de tu casa para que la tierra del vivero esté completamente calidad. Solo bastarán semanas para que ya tengas esas grandiosas plantas revoloteando en el jardín o donde haya decido cultivarlos.

En el caso que quiera cultivar en el interior, necesitar una serie de materiales que incluye: La semilla de albahaca, claro está, una cúpula de plástico, periódico, mezcla de inicio de semillas, tina de plástico y una ventana soleada.

Condiciones para cultivar la semilla de albahaca

semilla de albahaca germinaciónSiempre y cuando se den las condiciones adecuadas, se puede cultivar la semilla en cualquier lugar. Desde macetas en la venta, hasta recipientes mixtos, que se colocan en áreas de huerto y jardines anuales de flores. Por tanto, nunca tendrá demasiado para poder cultivar las grandiosas semillas de albahaca.

Sin embargo, como se ha venido mencionando, la planta de albahaca prefiere crecer en pleno sol, pero con una sombra parcial bastará para que la semilla germine correctamente. Las que se encuentran en frío o lluvia serán consideradas como no viables.

En cuanto al suelo, el cultivo de la semilla de albahaca tiene que ser rico, orgánico y con un buen drenaje que lo mantenga uniformemente húmedo. Como lo habrá sospechado, no tolerará germinar en tierra que se encuentra empapada por mucho tiempo, así que asegure de que el suelo drene rápidamente.

Beneficios de la semilla de albahaca

Buena fuente de materiales

Muchas personas no obtienen suficiente calcio y magnesio a través de las dietas que siguen. Comer semilla de albahaca es una excelente opción que podría ayudarlo a alcanzar sus necesidades diarias de los materiales que más necesita el cuerpo en general. Además, podría ser una buena fuente de hierro y calcio para las personas que no comen carne.

Espesante y estabilizador

semillas de albahaca para qué sirvenLa goma fibrosa que contiene la semilla podría ser un ingrediente valioso en la industria alimentaria, ya que no tiene un sabor y eso puede espesar y estabilizar las mezclas. Por ejemplo, puede estabilizar el helado y reducir el crecimiento de los cristales de hielo no deseados.

Rico en compuestos vegetales

Las semillas de albahaca son ricas en compuestos vegetales, incluyendo flavanoides y otros polifenoles. Estos últimos son antioxidantes, lo que significa que protegen a las células del daño causado por los radicales libres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *