Semillas de Cebolla

Semillas de Cebolla

Las semillas de cebolla son una de las partes que más pasan desapercibidas por las personas, que no tienen conocimiento acerca de la importancia que poseen; estas son las responsables de dar paso tras su germinación de las plantas que nos proporcionan de este vegetal tan popular en la gastronomía de diversos sitios. 

Antes que nada debemos saber que la planta de cebolla es bianual, es decir que cumple su ciclo biológico a los 24 meses de vida. Posee un fruto que se presenta como una especie de cápsula y que en su interior guarda numerosas semillas de pequeño tamaño. 

¿Cuando se cosechan las semillas de cebolla?

El momento ideal para cortar los tallos que contienen las semillas de cebolla se determina mediante una observación detallada de la planta. En cuanto a los rasgos que ayudan a identificar el momento de la cosecha, el principal es la coloración amarillenta que obtienen los tallos de la inflorescencia; esta característica es la que nos dice que las semillas se han formado por completo y podemos cortar los tallos. 

Semillas de Cebolla

Extracción de las semillas de cebolla 

Para obtener las semillas de cebolla es necesario dejar que la planta termine su ciclo de vida puesto que la emisión del tallo floral que las contiene, se produce cuando el nivel de productividad de la planta ha descendido casi al 100%. 

La extracción de las semillas inicia cortando los tallos florales y colocándoles sobre una superficie lisa y absorbente. Este paso es de suma importancia y tiene la finalidad de que se evapore toda la humedad contenida en los tallos para que se terminen de secar las flores. Se deben dejar en un sitio donde les llegue la luz del sol y reciban gran cantidad de aire.

A medida que pasan los días la apariencia de los tallos florales se nota diferente; ahora se tornan de un color pálido y se ven mucho más secos. 

Cuando aparentemente la humedad desaparezca por completo, entonces desmenuzamos cada flor con la mano. Lo que se busca lograr con esto es que se desprendan todas las semillas que se encuentran en el interior de las mismas. 

Por último se realiza una selección de las semillas fértiles de manera sencilla. Se agrega todo el lote obtenido a un vaso transparente con agua y se eliminan todas aquellas que floten en la superficie; pues las sanas y fértiles por su peso caerán al fondo mientras que las dañadas lo subirán a la parte superior.

Tratamiento de las semillas de cebolla 

Las semillas de cebolla se pueden tratar de diferentes maneras para prevenir la aparición de enfermedades en los cultivos o incluso para mejorar la calidad de la producción. Una de las mejores formas es la aplicación sobre estas de fungicidas e insecticidas que las protegen contra las plagas y hongos que pudieran obtener. También es posible realizar acondicionamientos previos a la siembra para que el rendimiento de las semillas se eleve y por lo tanto sea más significativo su nivel de producción; estos procedimientos consiste en la aplicación de diferentes aditivos químicos que se agregan a las mismas y cuyos resultados finales son aceleración del crecimiento de las plantas, disminución del tiempo de cosecha y obtención de productos de mayor tamaño. 

Requerimientos para el cultivo de semillas de cebolla

Época de siembra

Existen muchas variedades de cebolla por lo cual un requerimiento como lo es la época de siembra es diferente para cada tipo de esta planta. Generalmente las especies se clasifican en plantas de días cortos y plantas de días largos.Las primeras son ideales para cultivarlas en las épocas del año donde la luminosidad sea baja o de unas pocas horas; mientras que las otras se recomiendan para las épocas donde el sol alcanza su máximo esplendor durante el día. 

Este aspecto puede resultar decisivo a la hora de cultivar las semillas de cebolla, pues aunque en el exterior la planta exponga un gran tamaño de sus hojas es posible que el bulbo no se desarrolle adecuadamente.

Suelo

Los suelos apropiados para realizar el cultivo de las plantas de cebolla deben ser ligeros, con una gran capacidad de drenaje y con un ph que oscile entre los 5.5 y 6.8. También debe ser rico en sustancias nutritivas; por lo que se recomienda que en las labores de preparación de la tierra se agregue una mezcla de abono orgánico o algún fertilizante para aportar a las plantas mayor cantidad de nutrientes.

Riego

El suelo donde se realiza el cultivo de cebolla se debe mantener siempre húmedo; pero al mismo tiempo se debe procurar que la cantidad de agua no sea excesiva y se produzca encharcamiento.Sin embargo para lograr que la fase de crecimiento del bulbo se dé de forma satisfactoria entonces es necesario que se limite la frecuencia de las irrigaciones de agua y momentos previos a la cosecha se pare por completo. 

Cosecha del bulbo

El tiempo de cosecha correcto varía en dependencia de diversos factores como las condiciones climáticas y el método de cultivo empleado. Algunas variedades pueden ser cosechadas a los 90 días luego de su siembra; mientras que otras pueden tardar hasta 300 días para poder retirar la cebolla. 

Paso a paso para hacer un semillero de cebolla

  • Se llena un recipiente que tenga agujeros en la parte inferior con 60% de sustrato y 30% de abono orgánico o compost.    
  • Posteriormente se disponen las semillas sobre la superficie de la tierra en líneas.
  • El siguiente paso es agregar por encima de las semillas distribuidas, una capa muy fina del sustrato o tierra elegida; solo basta una cantidad de medio centímetro para que estas no se encuentren expuestas a la periferia.
  • Luego se realiza el primer riego, procurando que la capa superficial agregada al final quede lo suficientemente humedad para que el sustrato se compacte y tenga un contacto más estrecho con las semillas.
  • Por último se debe escoger un buen lugar para que el semillero descanse mientras se produce la germinación de los embriones. Lo ideal es que sea un sitio cálido y con buena disposición de luz solar; si las condiciones son óptimas en 8 días se pueden observar los primeros brotes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *