Semillas de linaza

semillas-linaza

Las semillas de linaza son un importante alimento que no puede faltar en tu cocina. Estas semillas nutrirán a tu organismo con ácidos grasos Omega3, fibra y antioxidantes. Su consumo mejorará tu bienestar, incluso, investigaciones recientes afirman que éstas pueden ayudar a minimizar el riesgo de diabetes, patologías cardiacas e incluso, cáncer.

Desde la antigüedad se conocían las bondades de la semilla de linaza. En el siglo VIII, el Rey Carlomagno creía con seguridad que las semillas de la planta de linaza eran beneficiosas para el organismo. Lo afirmaba con tal severidad que obligó a sus súbditos leales a incluir las semillas en su dieta y dictó leyes para que esto se cumpliera.

Hoy en día no existen tales leyes, sin embargo, te sería muy provechoso sumar las semillas de linaza a tu alimentación. Sus beneficios no solo son cuantitativos sino también cualitativos.

Propiedades de las semillas de linaza

semillas-linaza-2

Fibra

Gracias a su alto contenido de fibra, las semillas de linaza ejercen sobre el organismo una potente acción diurética. Esto las hace muy útiles si padeces de estreñimiento. En poco tiempo comenzarás a notar como éstas hacen efecto en tu cuerpo.

Vitaminas

Así también, la linaza te aportará una potente dosis de vitaminas B, C y E. Las vitaminas B se encargan de dar a tu cuerpo vitalidad y energía, por lo que podrás cumplir con todas tus actividades diarias sin fatigarte. Al mismo tiempo, mejorará el funcionamiento de tu cerebro y del sistema nervioso, disminuyendo el estrés, la ansiedad y la tensión.

La vitamina C actuará sobre tu organismo como un antioxidante. De este modo, tu sistema inmunológico regenerará sus células mucho más rápido y es la mejor forma de prevenir el resfriado común.

La vitamina E es de suma ayuda en mujeres, es muy eficaz para aliviar el síndrome premenstrual. Así también, ayuda a tratar diversas afecciones oculares.

Omega3

Uno de los alimentos vegetales más rico en ácidos grasos Omega3 son las semillas de linaza. Recientes investigaciones comprobaron la eficacia antinflamatoria y minimizadora del colesterol. Añadir estas semillas a tu dieta aliviará tu corazón.

Beneficios de las semillas de linaza

semillas-linaza

Desde la antigüedad hasta nuestros días, la linaza ha sido parte de la alimentación del hombre. Sin embargo, los avances científicos de nuestra época han permitido aprovechar al máximo los beneficios de las semillas de linaza.

Mejora tu salud cardíaca

Uno de los efectos más destacados de la semilla de linaza es su influencia positiva sobre el corazón. Si eres una persona con una dieta desequilibrada y llevas un estilo de vida sedentario, tienes muchas probabilidades de padecer una patología cardíaca.

El colesterol es el indicador que advierte una posible obstrucción arterial. Como consecuencia, tu corazón requerirá de un mayor esfuerzo, produciendo un desgaste mucho más rápido.

Una investigación realizada por la Universidad de Cambridge demostró la influencia directa entre el consumo de semillas de linaza y la disminución del colesterol en la sangre. Tal descubrimiento revela un excepcional aliado que permitirá mantener una buena salud cardiovascular. Sabemos que quieres mantener tu corazón en las mejores condiciones. A fin de cuentas, solo tienes uno y debes cuidarlo.

Las semillas de linaza logran mejorar tu salud cardiovascular gracias a su alto contenido de Omega3. Son el alimento vegetal con mayor contenido de este ácido graso. Por lo que su consumo moderado te permitirá ver en poco tiempo como mejora tu presión arterial.

Así también, ayuda a aliviar los dolores de articulaciones y también elimina los dolores causados por la menstruación.

Optimiza las funciones cerebrales

El cerebro y el sistema nervioso son quienes más consumen Omega3 en tu organismo. Una dieta con alimentos ricos en este ácido graso, como las semillas de linaza, te ayudará mantener el equilibrio mental. A largo plazo te evitará caer en depresión.

Controla tu peso

Si lo que buscas es deshacerte de unos kilos demás, entonces debes agregar semillas de linaza a tu dieta. Al aportar fibra a tu cuerpo, podrás sentirte satisfecho sin comer demás. Así también, su aporte de Omega3 facilita la quema de grasas, acelerando la pérdida de peso. Solo hay 37 calorías en 1 cucharada de linaza. Te resultará fácil agregarla a tu dieta sin alterar tu presupuesto.

En toda dieta para perder peso, la fibra dietética es un nutriente indispensable. Cada cucharada de linaza aporta a tu organismo 2 gramos de fibra. La revista Appetite publicó una pequeña investigación en el 2012, donde demostró que una bebida con 2.5 gramos de fibra de linaza ayudó a disminuir el apetito, reduciendo la ingesta de alimentos y estimulando la pérdida de peso.

Y es que la fibra dietética añade volumen a tu estómago, por lo que luego de comer un poco te sentirás satisfecho. Lo mejor de todo es que esta saciedad dura más, evitando así que comas otras cosas entre comidas. Así también, la fibra soluble en las semillas de linaza retarda el proceso digestivo. De este modo, tu organismo no incrementa el nivel de azúcar en la sangre, evitando que sientas hambre en un corto plazo.

Combate el estreñimiento

De todos los alimentos que puedas ingerir, las semillas de linaza son una de las más ricas en fibra. Gracias a ello, su consumo te dará una mejora notable en tu tránsito intestinal, estimulando su correcto funcionamiento.

Esta es sin duda alguna su más conocida virtud. ¿La razón? Obviamente, su alta eficacia. Agregar semillas de linaza a tu dieta creará un efecto laxante que es muy útil en aquellas personas que padecen problemas digestivos.

Antioxidante y antinflamatorio natural

Las semillas de linaza aportan lignanos en altas cantidades. De acuerdo con el Flax Council of Canadá, este compuesto es similar a la fibra que también se encuentran en menor proporción en las semillas de sésamo, girasol y otras semillas. Gracias a ello, tu cuerpo recibe una poderosa protección antioxidante y antinflamatoria.

Contraindicaciones de las semillas de linaza

semillas-linaza-3

Consumida en dosis reguladas, es muy difícil que las semillas de linaza sean contraproducentes. No obstante, en teoría, estas pueden ser dañinas en altas dosis.

Si bien estas semillas tienen un alto contenido de fibra, un consumo inapropiado puede producir hinchazón abdominal y gases.

Se recomienda que la dosis diaria no supere los 30 gramos diarios, equivalente a dos cucharadas. Sobrepasar esta cantidad puede producir diarrea. No olvides que uno de los principales beneficios de estas semillas es su efecto laxante.

No se recomienda en lo absoluto su consumo si padeces problemas de hemorragias, en específico por problemas de coagulación. En diversas situaciones, los beneficios de la semilla de linaza resultan contraproducentes. Si bien mejora el rendimiento del sistema cardiovascular, su consumo en exceso puede ocasionar problemas a pacientes con trastornos de coagulación sanguínea.

De igual forma, nunca deben consumirse las semillas de linaza inmaduras, estas pueden provocar envenenamiento. Su composición en este estado contiene pequeñas cantidades de cianuro.

En mujeres embarazadas o en período de lactancia, el consumo de este superalimento es seguro. Sin embargo, si te encuentras bajo medicación, lo mejor es consultar con tu doctor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *