semillas-chia

Semillas de chía

Su agradable sabor a nuez y su gran cantidad de vitaminas y minerales hacen de las semillas de chía un gran alimento para adelgazar y controlar el apetito. Introducirla en la dieta te resultará muy sencillo y además podrás beneficiarte de las propiedades que estas semillas aportan a tu salud.

Semillas de chía: ¿Qué son?

Conocida también como Salvia Hispánica, la Chía es una planta originaria de América Central. Sus semillas contienen altas cantidades de fibra, carbohidratos, vitaminas y minerales. Estas eran comúnmente usadas por Mayas y Aztecas, sin embargo, luego de la colonización europea fueron olvidadas, al igual que otros alimentos como el Amaranto o la Quinoa.

Afortunadamente, en años recientes muchas personas han trabajado en devolverle el valor respectivo a las semillas de chía y otros alimentos.

[amazon bestseller=”semillas de chia” template: items=”5″ template=”table”]

Utilidad de las semillas de Chía

Las semillas de chía han ganado relevancia recientemente gracias a su alto aporte de Omega3 al organismo. Este puede aprovecharse moliendo o masticando las semillas. La combinación del Omega3 y la fibra contenida en las semillas, hacen de la chía un alimento ideal para combatir el estreñimiento y disminuir el colesterol en el organismo.

Propiedades de las Semillas de Chía

De acuerdo con la cultura Maya, la palabra Chía significa ‘fuerza’. Es importante destacar que esta civilización antigua tenía pleno conocimiento de las facultades de estas semillas.

Lo mejor de estas semillas es que pueden agregarse sin problema alguno a cualquier comida. Puedes usarlas en salsas, ensaladas, arroces, pastas sin alterar su sabor. También puedes usarlas en postres como tortas, donas, cupcakes. En resumen, en cualquier alimento que desees comer.

Estas pequeñas pero poderosas fuentes de vitaminas, minerales y ácidos grasos te ayudarán a disminuir la grasa en el cuerpo, regulando tu peso corporal. Y son muy fáciles de usar.

Un dato interesante es que las semillas de chía no contienen gluten. Son también una gran fuente de Omega3, fibra y antioxidantes en grandes cantidades, superando a otras semillas. Por ejemplo:

  • Tiene 3 veces más antioxidantes que los arándanos.
  • Ofrece 5 veces más calcio que la leche.
  • Posee el dos veces más fibra que la avena.
  • Brinda el triple de hierro que las espinacas.
  • Su cantidad de potasio es superior a la del plátano.
  • En cuanto a proteínas se refiere, ofrece dos veces más que cualquier verdura.

Beneficios de las semillas de chía

semillas-chia

Agradable sabor

Si eres un poco sensible a los sabores, no tendrás problema con la chía. Su gusto es similar a la nuez, con un toque más sutil. Lo mejor de todo es que aun cuando su sabor es similar a la nuez, al mezclarlo con otros alimentos, notarás que el sabor no cambia. Sea dulce o salado, la chía estará ahí pero no te darás cuenta.

Previene el envejecimiento

Gracias a las cuantiosas cantidades de antioxidantes que contiene la chía, este super alimento es fundamental para contrarrestar los efectos de la contaminación ambiental, el estrés y demás elementos que aceleran nuestro envejecimiento. Estudios han demostrado que acaba con el 70% de los radicales libres en el organismo.

Excelente depurador

Al consumir semillas de chía con frecuencia, eliminas líquidos y toxinas alojadas en tu cuerpo. Al mismo tiempo, se regula tu flora intestinal y evita la oxidación celular. Sin duda alguna, las semillas de chía son una fuente de salud.

Evita comer demás

Al contar con altas cantidades de fibra, su consumo ayudará a saciarte sin comer demás. Lo ideal es moler la chía e hidratarla antes de usarla. Su consumo en el desayuno también es recomendable. Puedes sacarle el mayor provecho mezclando la chía con kéfir.

Fuente de energía

Su extenso contenido de vitaminas y minerales hacen que su consumo dé a tu cuerpo una gran dosis de energía y vitalidad para realizar con éxito todas las actividades diarias.

Proveedor de Omega3

Ya lo hemos mencionado antes, pero no está demás recalcarlo. Las semillas de chía contienen Omega3 en grandes cantidades, incluso, mucho más que diversos pescados. Sin embargo, es debes saber que, para sacar el máximo provecho es necesario moler o masticar las semillas.

Hidrata tu cuerpo

Asombrosamente, las semillas de chía pueden retener hasta 12 veces su peso en agua. Esto las convierte en un reservorio de agua muy importante para tu cuerpo. Una vez que las ingieres, ayudarán a tu cuerpo a mantenerse hidratado.

Estimula el aumento de masa muscular

Debido a su alto contenido de fibras y proteínas, las semillas de chía actúan positivamente sobre la regeneración del tejido muscular. Al mismo tiempo, su gran aporte energético ayuda en la mejora del desempeño del sistema locomotor. Razón por la cual es ampliamente recomendada a los deportistas.

Contraindicaciones de las semillas de chía

Las semillas de chía se usan ampliamente para perder peso, controlar la diabetes, el colesterol y el estreñimiento. Su consumo es apto para casi todas las personas, siempre y cuando no se supere un consumo diario de 30 gramos (equivalente a 3 cucharadas). Un excesivo consumo de semillas de chía puede provocar hinchazón abdominal, gases y diarrea.

De igual manera, puede influir sobre el efecto de ciertos medicamentos. Si estás bajo tratamiento médico, consulta con tu doctor antes de consumir semillas de chía.

En el caso de los diabéticos, aunque esta suele ser beneficiosa, puede también alterar el efecto de la insulina y otros medicamentos. Por ello es necesario medir regularmente la glicemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *