¿Cómo cultivar semillas de marihuana feminizadas?

Cultivar semillas de marihuana, si lo haces de la manera correcta, te supondrá una inversión rentable, divertida y gratificante. Para ello debemos poner en práctica diferentes elementos, como escoger las semillas de marihuana adecuadas, suministrar los nutrientes, aplicar medios de cultivos recomendados por profesionales, contar con las mejores herramientas y más.

¿Quieres aprender a cultivar semillas de marihuana feminizadas? En la siguiente publicación te enseñaremos el paso a paso, desde que decides comprar semillas de Eurogrow.es, hasta que cosechas los cogollos.

¿Cómo elegir las semillas de marihuana feminizadas?

La elección de las semillas de marihuana es muy importante. No importa si te esfuerzas durante el proceso de germinación-vegetativas, si la semilla no es de calidad, tiene buena genética y se adapta a tus exigencias de espacio y ambiente, no florecerán cogollos grandes y resinosos, que es lo que todo cultivador busca.

Pero, ¿qué son las semillas de marihuana feminizadas? Son semillas que dan lugar a plantas femeninas, que son las que producen los cogollos. Esto evita que tengas que separar y eliminar plantas masculinas, que no hacen más que dañar el cultivo de cannabis.

Muchas veces los cultivadores se estacan en la elección. Si no quieres tener problemas durante esta etapa, toma en cuenta los siguientes aspectos:

Tipo

Existen dos tipos de semillas feminizadas: las autoflorecientes y fotoperiódicas. Las primeras florecen de manera rápida y sin demasiadas exigencias de mantenimiento. Las segundas, en cambio, necesitan periodos de exposición para florecer, lo que obliga a controlar la alimentación, las horas de sombra y luz.

Variedad

Debes escoger entre las sativas, índicas e híbridas. Los cultivadores modernos prefieren las variantes híbridas, pero las sativas son las que más compuestos THC almacenan en sus cogollos.

Tamaño

El tamaño es muy importante. Si quieres un cultivo grande, o industrial, te recomendamos buscar semillas sativas, ya que son las que dan plantas de marihuana de gran tamaño. En cambio, si estás limitado de espacio, como un balcón, entonces elige otra variedad para que no desarrolle demasiada altura y ocupe poco espacio.

Calidad

Las semillas de marihuana feminizadas sanas son aquellas que lucen marrón oscuro o negro, nunca de color verde. También tienen una superficie lisa y sin agujeros.

¿Cómo cultivar semillas de marihuana feminizadas?

Las semillas de marihuana feminizadas son las favoritas de los cultivadores, principalmente por sus virtudes de cultivo. Son fáciles, de baja exigencia y mantenimiento y tardan poco tiempo, dependiendo del tipo de semilla, en desarrollarse.

Para cultivar estas semillas con éxito, y conseguir una cosecha de cogollos resinosos, sigue estos pasos:

Germinar las semillas

Antes de enterrar las semillas en la tierra, debes germinar las semillas. Si bien puedes germinar semillas de cannabis feminizadas de manera clásica, usando papel húmedo y esperando varios días, también puedes comprar minis-invernaderos, los cuales mejorarán de manera significativa tu proceso de germinación.

Transportar a la maceta

Cuando la semilla germine, tienes que trasladarlas a un recipiente. Hazlo con cuidado, sin dañar las extensiones o raíces de las plantas que sobresalen del cascarón de las semillas.

Etapa vegetativa

Cuando las plantas crecen y se desarrollan –con tallo, raíces y hojas–, lo conocemos como etapa vegetativa. Este paso es el previo a las flores y a los cogollos.  Es el momento ideal para monitorear las plantas y prevenir las enfermedades. Mantente atento a las plagas, que son las que arruinan a una plantación de cannabis.

Floración

Es la etapa que los cultivadores de cannabis esperan: cuando aparecen los primeros cogollos. Al igual que el momento vegetativo, es cuando más debes prestar atención a los elementos externos. Aquí también puedes observar la calidad de los cogollos y si tu cultivo fue un éxito.

Cosecha

Lo último que tienes que hacer es cosechar los cogollos. Extrae con cuidado las flores con las herramientas adecuadas, como tijeras de jardinería, para eliminar las colas de las plantas de marihuana. Ten cuidado de no recortar o estropear los tricomas.

Consejos para cultivar semillas de marihuana feminizadas

Si todavía te sientes inseguro, o quieres las claves para cultivar semillas de marihuana con éxito, presta atención a estos consejos recomendados por profesionales:

  • Mantén constante la cantidad de nutrientes. Un error que comenten muchísimos cultivadores, especialmente inexpertos, es sobresaturar de nutrientes a las plantas. Más nutrientes no es sinónimo de mayor calidad. Mantén nivelado la cantidad durante todo el cultivo.
  • Nitrógeno, el mejor alimento. Para el crecimiento de las plantas de marihuana, el nitrógeno es lo que debes suministrarle. Asegúrate que este poderoso nutriente forme parte de la dieta de las semillas de cannabis feminizadas.
  • Evita el exceso de riego. El riego es clave para las plantas. Especialmente cuando están en la etapa de germinación-vegetativa. Sin embargo, no abuses. Es lo mismo que con los nutrientes: más puede ser perjudicial. Dales la cantidad de agua adecuada y no hundas las plantaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.