Cómo se utiliza el sulfato de cobre en las plantas

Todas las plantas, sus flores y frutos, son propensas a ser víctimas de las plagas, lo que obliga a estar innovando en técnicas para su erradicación y/o disminución de propensión a las mismas, en especial a las que brotan en épocas de invierno o en zonas geográficas muy húmedas. Al conocer cómo se utiliza el sulfato de cobre en las plantas se tendrá un compuesto aliado a la horticultura, fitotecnia y demás, que juega un papel preponderante al funcionar como fungicida de alta eficacia.

El mismo se mejora gracias a un preparado especial llamado Caldo Bordelés, con el que se pueden repeler ácaros, hongos y evitar enfermedades tales como el mildiu y antracnosis.

Caldo Bordelés, una manera sencilla cómo se utiliza el sulfato de cobre en las plantas

Un fungicida nacido como invento francés con más de 2 siglos de existencia, compuesto por tres elementos: Agua, Cal Hidratada y Sulfato de Cobre, reconocido como el acaricida más efectivo y menos nocivo – resultante para humanos y animales luego de los tratamientos de riego, además de no entremezclarse con los nutrientes de los suelos ni hacerse parte de la clorofila en las plantas.

La técnica para prepararlo es la siguiente: Comience con 4 onzas (113 gramos) de sulfato de cobre, vertiéndolas en 5 galones (18 litros) de agua hervida a 60 grados centígrados y luego aplicarla a 4 onzas (113 gramos) de cal hidratada. Nunca haga el procedimiento al revés ni junto, porque puede producir gases tóxicos.

Remueva la solución con una paleta de madera (evite instrumentos plásticos débiles, aluminio o acero) hasta que logre completa solubilidad. De quedar espeso, repita la operación porque esa no es la manera apropiada cómo se utiliza el sulfato de cobre en las plantas. Deje reposar por unas ocho horas en lugar fresco y seco.

Cómo se utiliza el sulfato de cobre en las plantasSu aplicación

La manera más efectiva cómo se utiliza el sulfato de cobre en las plantas es por aspersión, ya que las gotas finas o quiebran ni corrompe las hojas y flores y es una manera protectora y natural para que quede en la corteza de los árboles, tallos o semillas por más tiempo, transformándose en una película permeable defensiva y residual con mayor espectro, sin alterar la genética de la planta.

De esta manera previene la aparición de enfermedades, cura las existentes y/o detiene su propagación, pudiendo ayudar a salvar parcialmente a las plantas, evitando la tala y quema de la misma así como de los suelos para volver a sembrar, como ocurre con algunas plantas cítricas como la naranja y el limón.

El tiempo para hacerlo es tan importante cómo se utiliza el sulfato de cobre en las plantas, debe ser en un plazo de 24 horas luego de las horas de reposo. El sulfato de cobre solo puede vencerse en un lapso de 7 días, pero la cal hidratada acelera tal proceso.

Ha de procurar utilizar todo el preparado. La próxima aplicación ha de ser a los 8 días contando desde el momento de finalizada la jornada previa.

Para plantas de hogar en interior y exterior, se debe aplicar esta solución ya descrita con un 50% de agua previa en el recipiente del atomizador / spray.

Cuando son plantaciones desde los 300 metros cuadrados a varias hectáreas, la manera de cómo se utiliza el sulfato de cobre en las plantas es esparciendo el producto preparado al 100%, lo que se conoce como mezcla pura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.