Consejos para tener un huerto en casa y consumir verduras gratis

Tener un huerto en casa es una excelente oportunidad para consumir verduras gratis.

Sin embargo, para algunas personas, especialmente si es su primera vez, administrar un huerto puede ser frustrante. Haces todo bien, pero no obtienes ninguna recompensa. ¿Qué sucede?

La producción de alimentos en casa no es un sistema exacto, como cualquier otro. Es obliga a seguir todos los pasos para ver resultados.

Si quieres tener un huerto en casa para más nunca depender del supermercado, te recomendamos que nos acompañes. Recopilamos los mejores consejos para tener un huerto en casa y consumir verduras gratis por un buen tiempo.

Consejos para tener un huerto en casa y consumir verduras gratis

No sabemos si es por el cariño, los cuidados o el esfuerzo, pero las frutas y las verduras que se cosechan en el jardín saben diferente. Más deliciosas. Es en serio. Una vez que las pruebas, jamás volverás a pisar un mercado.

No obstante, para llegar al punto de salir al huerto y recoger tus verduras para preparar platos deliciosos en la comodidad del hogar, debes seguir ciertas pautas. Estos consejos te serán de muchísima utilidad, seas principiante, experto o amante de la jardinería.

Conoce tu jardín

El éxito de tu huerto dependerá de qué tanto provecho le sacas a tu espacio disponible. No es solo lanzar las semillas en el suelo, regar y cosechar las verduras. Las condiciones climáticas, la temperatura, la sombra, la orientación y la distancia entre los árboles, plantas y flores también influyen.

Investiga las variaciones de lluvia y sol. Hay verduras que necesitan más sol que sombra, otras que prefieren sombre, y así sucesivamente. Antes de sembrar las verduras, determina cuáles son sus exigencias climáticas.

Lo mismo con la temperatura. Si en tu ciudad o pueblo hace mucho frío, eso puede ser mortal para tu producción de alimentos. Igual la sequía. Las alteraciones de temperatura producen cambios fisiológicos importantes en las plantas y árboles productoras de verduras.

Comprueba la orientación de tu jardín. ¿Está hacia el norte o el sur? La elevación y disponibilidad de viento también impactan en el éxito de tu huerto.

Finalmente, evita que las plantas y árboles se crucen e interfieran entre sí. Mantén la distancia y ten cuidado con las raíces.

Compatibilidad y calidad del terreno

No todos los suelos son buenos para los huertos. Antes de empezar tu proyecto, investiga las propiedades biológicas y químicas de tu terreno. Lo mismo con la disponibilidad de agua y existencia de aguas subterráneas. Un suelo de calidad será determinante en la producción de alimentos.

Escoger las verduras correctas

Este punto es una extensión de la anterior. Las verduras que escojas deben ir en sintonía con las condiciones de tu jardín. Si no son compatibles, olvídate de tener el huerto de tus sueños.

Haz la tarea. Investiga que verduras son más probables que germinen en tu jardín según el tipo de suelo y las condiciones climáticas.

Analiza tus objetivos. Algunas verduras necesitan tiempo. Si quieres una producción inmediata, olvídate de los alimentos a largo plazo.

Trabaja la tierra

Las plantas productoras de verduras necesitan nutrientes para crecer en óptimas condiciones y dar vestigios de cosecha.

No te olvides de preparar el terreno.

Para mejorar el estado de la tierra necesitas los mejores fertilizantes, como el compost. Es un material orgánico, económico y que encuentras en tiendas y plataformas online, como Pur Plant, a la medida de tu huerto y verduras seleccionadas.

Olvídate de los fertilizantes químicos. No solamente son nocivos para la salud de tu huerto, también reducen los niveles de fertilidad de tu suelo.

Administra tus gastos

El error que cometen muchas personas es que se enfocan únicamente en las actividades técnicas y se olvidan de planificar y organizar sus obligaciones económicas. Si no controlas los gastos, la inversión escapará de tus manos.

A la hora de crear un huerto en casa para tener verduras gratis, hay gastos fijos, como las herramientas de trabajo, las semillas para las verduras, la electricidad, los fertilizantes, etc.

Al administrar tus gastos, controlar el presupuesto y organizar las tareas, reducirás los tiempos de trabajo, podrás atender otras tareas y tu cuenta bancaria se verá beneficiada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.