pros y contras de semillas autoflorecientes

El cannabis y sus semillas autoflorecientes

Las semillas autoflorecientes de cannabis son las favoritas de los cultivadores expertos y principiantes. Gracias a sus características únicas –genética, ciclos de vida y tamaño ergonómico– se han vuelto las cepas de cannabis más demandadas para cultivos de marihuana.

Las semillas autoflorecientes de cannabis, como bien lo dice su nombre altamente descriptivo, florecen automáticamente una vez que llegan a la madurez. Es decir, no necesitan de los cambios de iluminación –u horas de luz– para pasar un estado de vegetación.

Si estás buscando armar un cultivo general de marihuana, y no sabes por qué las autoflorecientes son las mejores, te encuentras en el lugar indicado. En la siguiente publicación hablaremos sobre: qué son las semillas autoflorecientes, cuáles son sus características y finalmente mencionaremos las ventajas y desventajas de las cepas automáticas.

¿Qué son las semillas autoflorecientes?

Las semillas autoflorecientes son semillas de cannabis que propician el desarrollo y crecimiento de cepas de marihuana automáticas. Cuando hablamos de ‘marihuana autoflorecientes’ nos referimos a plantas que no necesitan de la condición periódica de iluminación para florecer.

semillas autoflorecientes

Por si no estás entendido en el tema del desarrollo de las cepas de cannabis, o de la marihuana, algunas de sus especies –como las feminizadas– necesitan de un ciclo de iluminación para crecer. Dicho periodo consiste en 12 horas de luz –que puede ser del exterior, o artificial– y 12 horas de cero exposición a la luz del sol. Vamos, como si estuviésemos hablando de la naturaleza.

Sin embargo, con las semillas de marihuana autoflorecientes no ocurre lo que hemos mencionado. Estas maduran a través del tiempo, una vez que se cumplen los días reglamentarios para florecer luego que pasan del periodo de vegetación. Es decir, 2-4 semanas.

Características de las semillas autoflorecientes

Sabemos entonces que las semillas autoflorecientes de cannabis son simientes que no necesitan de los factores de iluminación para cambiar del periodo de vegetación al de floración. Pero, eso es solo superficialmente. Todavía hay mucha más información importante que conocer y por eso te diremos cuáles son las características de las autoflorecientes.

  • Genética. Las cepas de marihuana, o sativa, están ‘diseñadas’ para vivir en la naturaleza. Eso implica sentir los cambios de iluminación, las estaciones y temporadas. Sin embargo, las semillas automáticas de cannabis no funcionan realmente de ese modo. No dependen de los factores fotoperiodicos porque evolucionaron en términos de genéticas,  obligados por los climas y estaciones de Europa Central –de donde son provenientes–. Si no se adaptaban a condiciones climáticas tan duras, dejarían de reproducirse y por tanto llegarían a un punto de extinción. Por suerte, las cepas autoflorecientes cambiaron su genética y se acostumbraron a florecer por el paso del tiempo –cuando llegan al periodo de adultez– y no por los ciclos de iluminación a las que se encuentran dentro la naturaleza.
  • Velocidad. Otra característica que presentan las semillas de marihuana autoflorecientes es la velocidad en que florecen. Estas, en términos generales, presentan un ciclo de vida rápido: a las 8 y 11 semanas ya están listas para  cosecharlas. De hecho, si las comparas con otras semillas de cannabis, como feminizadas, notarás que las automáticas llegan primero a un momento de maduración.
  • Tamaño. El tamaño pequeño y tupido es una de las cualidades básicas de autoflorecientes. Presentan dimensiones más reducidas frente a plantas de marihuana a las que estamos acostumbrados. Esto también es un factor de supervivencia, ya que se vuelven más sigilosas para depredadores de cepas de marihuana.

Ventajas de las semillas autoflorecientes

Si buscas en Internet, encontrarás una demanda alta y constante de semillas autoflorecientes.  Los cultivadores están contentos con las cualidades y características básicas de las semillas, pero hay un mundo más allá de elementos que no hemos mencionado.

cultivar semillas autoflorecientes

En este apartado te mencionaremos cuáles son las ventajas de comprar semillas autoflorecientes en Sensoryseeds para tu próximo cultivo de plantas. Recomendamos prestar atención, ya que esta información marcará la diferencia entre un cultivo de marihuana exitoso y uno destinado al fracaso.

Se eliminan los ciclos de luz

Esto es lo que hemos estado explicando a lo largo de la publicación: no hay factores fotoperiodicos involucrados en el cultivo de marihuana automática. Eso es un enorme privilegio para cultivadores de interior, ya que no tendrán que preocuparse por esos molestos ciclos de luz a los que deben estar expuestas las plantas de cannabis para desarrollarse.

Sencillas de cultivar

Las semillas de cannabis autoflorecientes son recomendadas para los cultivadores principiantes. Las razones son claras: no requiere control fotoperiódicos, son de mantenimiento sencillo y debido a que llegan a la madurez antes que otras especies de marihuana, son menos propensas a contraer enfermedades o contaminarse por plagas, hongos y microorganismos.

Se pueden cosechar varias veces al año

La velocidad lo es todo para estas semillas de cannabis. Teniendo en cuenta que en 8-10 semanas ya tenemos listo un cultivo de autoflorecientes, se pueden replantar inmediatamente.

Son plantas resilientes

Las resiliencia es una capacidad innata que tienen los seres vivos para adaptarse a las circunstancias más adversas; como los cambios de temperatura o la desaparición de los hábitats.

Las semillas autoflorecientes de cannabis dan lugar a plantas de cannabis resilientes, o adaptables. La genética las ha hecho así: fuertes, robustas y resistentes a todos los escenarios. Van bien con temperaturas extremas, como una nevada inesperada y prolongada; así como al calor de un verano largo.  También, como ya mencionamos anteriormente, evaden enfermedades y otros elementos que afectan o entorpecen su crecimiento.

Desventajas de las semillas autoflorecientes

Sí, las semillas autoflorecientes de marihuana son increíbles y buenas para los menos experimentados. Pero no son perfectas y no lo ocultan a los ojos de los cultivadores profesionales. Más que para desprestigiar a estas especies de cannabis, queremos mencionar sus desventajas para que puedas crear un programa de cultivo de calidad y eficiente.

Menor tamaño

Aunque las dimensiones reducidas son buenas para la naturaleza, la realidad es que su tamaño es también un problema. Ser tupidas entorpece su rendimiento y la mayoría solamente alcanza 60 cm de alto.

Menor contenido de THC

Esta es la desventaja que, quizás, echa para atrás a la mayoría de los cultivadores comerciales. Si comparamos los niveles de THC –que es lo que genera las propiedades alucinógenas, medicinales y estimulantes de las cepas de cannabis– con especies feminizadas, notaremos una diferencia alarmante. Esto por lo que mencionamos: sus dimensiones.

Por tanto, si deseas sacarle el mayor provecho a los cogollos, que es donde residen los componentes de THC, puede que las semillas autoflorecientes no sean tu producto preferido.

cannabis y sus semillas autoflorecientes

No son buenas para la clonación

Por último, queremos mencionar que las cepas autoflorecientes no son las mejores en clonaciones. Sí, conseguirás una planta extra; pero dependerá de su ‘padre’. Es decir, permanecerá viva el mismo tiempo que lo haga la planta origen. Algo que afecta su rendimiento. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.