Semillas de coca

Semillas de coca

A lo largo de la historia, la coca ha sido una planta muy reconocida y renombrada. Sin embargo, en su mayoría ha llegado a ser muy popular por su mal uso como droga. Pero sus usos van más allá de esto, siendo ideal como tratamiento de ciertas afecciones del organismo humano. Las personas autóctonas de Los Andes han conocido sus beneficios desde épocas ancestrales. Y aunque las semillas de coca son su fruto, no pueden ser consumidas.

Por lo general, lo que se ha aprovechado de este arbusto son las hojas, ricas en nutrientes. Sobre todo cuenta con un gran número de alcaloides. Entre estos, destaca la cocaína, la razón de que cuente con una variedad notable de beneficios y propiedades. Mientras que las semillas son cosechadas para poder reproducir adecuadamente la planta de coca.
[amazon bestseller=”semilla de coca” items=”8″ grid=”4″]

La coca y las semillas de coca

Aunque el arbusto de coca ha sido muy mal asociado únicamente con la cocaína, cuenta con otros usos que favorecen el cuerpo humano. Se considera como una especie milenaria, ya que su presencia dentro de las culturas y sociedades lleva muchos siglos. Las hojas de la coca es la parte que se consume, siendo ideal para dar energía al cuerpo durante largas jornadas de trabajo. Pero sobre todo, es ideal para curar dolencias.

Otra de las partes de gran importancia que puedes encontrar, son las semillas de coca. Destacan por tener una forma ovoide, y alcanzar hasta dos centímetros de diámetro. Su color al llegar al estado maduro es rojizo. Es a través de estas que se puede sembrar la coca. Por eso, los recolectores siempre están al pendiente de estos frutos para poder reproducir el cultivo. Aun así, esta planta, si es bien cuidada, puede llegar a durar 100 años.

Aunque las semillas puedan ser usadas como el método para reproducir esta planta, no es un fruto comestible. Lo único que se puede consumir es la hoja. Sin embargo, para que sean útiles, hay que escogerlas en su punto para poder germinarlas.

Cultivar a partir de semillas de coca

Cultivar coca es una actividad muy ancestral y propia de las zonas de América del Sur. Estos lugares poseen las condiciones idóneas para que la planta se desarrolle correctamente. Algo que la destaca frente a otras, es el hecho de que puede crecer sin problemas en ambientes no favorables para otras especies.

Semillas de coca

El clima más adecuado para la siembra de semillas de coca es el clima tropical y el semitropical. Y la mejor ubicación es en las montañas o en altiplanicies. Para considerar que el suelo es apto para el cultivo, estos deben ser ricos en minerales, hierros, humus y arcilla. Y al tratarse de zona de valles montañosos, la humedad y la lluvia permiten un desarrollo más óptimo del arbusto de coca. Por lo general, tiene un tiempo de vida y aprovechamiento de 40 años. Pero si se cultiva en condiciones idóneas, puede llegar a permanecer vivo hasta 100 años.

Al momento de la cosecha, lo primero que se toma en cuenta son las hojas. Un buen aprovechamiento de  este recurso se calcula entre tres y cuatro cosechas al año. Si la planta se ha desarrollado en óptimas condiciones, entonces el porcentaje de alcaloides de la hoja de coca oscila entre 0.5% y 1.5%.

Pero la cosecha también incluye al fruto. En el caso de la semilla de coca, se sabe que no es para consumo humano, sino para la siembra del arbusto. Igualmente, se realiza un proceso de selección de las semillas en mejor estado para sea posible germinarlas. Cuando ya están maduras, se tornan de un color rojizo y no poseen pulpa alguna. En primer lugar, estas deben ser colocadas en semilleros y dejarlas desarrollarse ahí hasta un año. Este es el momento en que pueden ser trasplantadas al suelo y crecerán con normalidad.

Características de la planta de coca

La coca es un arbusto que tiene sus orígenes en la zona de Amazonas. Al ser las alturas el lugar ideal para las plantaciones de esta especie, la Cordillera de Los Andes es el sitio donde más cultivos de coca se ven. La planta puede alcanzar a lo largo de su vida una altura de entre 1,5 hasta 3 metros. Existe la posibilidad de que llegue a medir cinco metros. Por eso, los cultivadores la podan para que les sea fácil tener acceso a las hojas.

Semillas de coca

Y en cuanto a estas, tienen forma elipsoidal con un color verde intenso y aroma agradable. Posee un total de 14 alcaloides, de los cuales la cocaína es considerado como el más importante. Esta es la razón de que sea una planta tan buscada. Tiene propiedades anestésicas y terapéuticas que permite que sea útil en gran medida. El arbusto posee un tronco leñoso, y sus ramas se llenan de unas pequeñas flores blancas.

[amazon bestseller=”semillas” items=”8″ grid=”4″]

Usos de la hoja de coca

La coca es una planta milenaria, de usos ancestrales. Los habitantes de la zona de Los Andes son quienes más han aprovechado sus beneficios de distintas maneras. Su hoja es uy nutritiva, siendo rica en vitaminas, proteínas y minerales. Esto la ha convertido en una opción ideal como tratamiento natural de ciertas afecciones.

Una de las formas que más se ha usado para consumirla, es masticando la hoja. Pero también es muy popular la preparación de disoluciones de tipo té o infusiones. Pero la razón mayor que sea tan beneficiosa, es gracias a los alcaloides presentes en su composición. Se ha considerado un estimulante, lo cual ha funcionado como tratamiento para combatir la depresión y dolores.

Semillas de coca

También contribuye al aumento de la resistencia física, lo cual favorece a la pérdida de peso a través de la reducción de los niveles de grasa en el cuerpo. Y es que esto se relaciona estrechamente con los efectos que tiene sobre el metabolismo. Otros de sus usos, está dirigido a la cura de enfermedades cutáneas y algunos tipos de cánceres como el de colon. Y a la vez es efectivo para tratar problemas a nivel del sistema digestivo.

Un efecto por el que ha sido reconocida la coca, es que sirve como anestésico local. Y es excelente para mejorar la circulación. Con el tiempo, esto permite que el cuerpo se oxigene mejor, sobre todo lo que respecta al cerebro y los músculos, favoreciendo al sistema en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *