ventajas de las semillas feminizadas

Semillas feminizadas, ¿Qué son y cómo plantarlas?

Pasa y presta atención. Hoy hablaremos sobre las semillas feminizadas y sus nociones básicas, como el procedimiento de cultivo y los beneficios. Si estás familiarizado con semillas de cannabis, seguramente habrás escuchado de diferentes conceptos, como: plantas machos, plantas hermafroditas, plantas autoflorecientes y más. Esto porque la jerga de la marihuana es extensa y complicada cuando no la conoces. Resultando abrumador en un inicio, sorprendiendo a los novatos.

Sin embargo, nosotros hemos investigado por aquí y por allá hasta lograr comprender qué son las semillas feminizadas. Si quieres respuesta, ven y acompáñanos. Este artículo va dirigido a quienes deseen conocer las especificaciones de estas importantes semillas. ¿Te lo vas a perder?

¿Qué son las semillas feminizadas?

La premisa de las semillas feminizadas no es complicada de entender o comprender. Se trata de semillas de marihuana que, cuando germinan y se desarrollan, producen únicamente plantas de cannabis femeninas. Que, evidentemente, son las que buscan los cultivadores. ¿Pero por qué? Bueno, generalmente porque los cogollos de las plantas de marihuanas femeninas contienen propiedades alucinógenas –componente THC– que machos o hermafroditas no aspiran.

semillas feminizadas

Sin embargo, las semillas feminizadas como ‘concepto’, van más allá. Es fundamental conocer el panorama completo. Ya que la venta de semillas únicamente femeninas se agudiza para evitar las plantaciones mixtas, o combinadas. Es decir, que en un mismo cultivo encontramos diferentes probabilidades, –normalmente del 40-50%– de plantas de cannabis machos y hembras.

La venta específica de semillas feminizadas, en realidad, no es nueva. Retrocedamos momentáneamente hasta 1990, cuando se popularizó en cultivadores que deseaban eliminar ese juego del azar que no era rentable o económico. Ya que costaba mucho mantener una plantación de cannabis o marihuana, para desperdiciar recursos en plantas machos. Sin embargo, las semillas feminizadas daban un porcentaje del 100% de plantas femeninas, necesarias para cogollos de calidad.

Características de las semillas feminizadas

Sabiendo las nociones básicas de las semillas feminizadas, podemos ahora avanzar. Se trata de semillas que, únicamente, producen plantas de cannabis femeninas, ¿pero cuáles son sus características? Bueno, en esta publicación aprovecharemos de mencionarlas.

  • Cannabinoides. Las semillas feminizadas no son un capricho de los cultivadores. Sino que, como toda plantación, se busca un objetivo cannabinoide. ¿Qué es eso? Son plantas que poseen los compuestos deseados de las plantas de marihuana, que son los que activan los receptores cerebrales. Componente que no encontramos en plantas de marihuana machos. Entonces, podemos decir, que las semillas de características feminizadas, son las que ofrecen mayor potencia cannabinoides, usada actualmente en términos medicinales y también comerciales.
  • 100 % hembras. Como hemos estado mencionado, la característica por excelencia de las semillas feminizadas es que, bajo las condiciones de plantación correctas, dará un porcentaje de 100% de plantas hembras cannabinoides.
  • Fotoperiódicas. Una cualidad que suele pasar desapercibida de las plantaciones de semillas de marihuana feminizadas, es que estas son Fotoperiódicas. ¿Qué quiere decir esto? Que necesitan diferentes condiciones de luz para crecer, o un ciclo de luz en realidad, a las que normalmente deben ser expuesta para crecer.

¿Cómo plantar las semillas feminizadas?

En realidad, plantar semillas feminizadas no es complicado. De hecho, son económicamente rentables, ya que se consiguen a buen precio y las usuales condiciones de plantación se pueden hacer tanto en el interior, como exterior, cosechando excelentes plantas hembras. Sin embargo, hay que tener en consideración que, las plantaciones de cannabis suelen ser grandes y proporcionales, por lo que necesitarás un espacio grande para que puedan desarrollarse adecuadamente.

como se cultivan las semillas feminizadas

Luego que hayas elegido el lugar, es momento de ofrecer los cuidados recomendados. ¿Cuáles son? Bueno, empezando por la cantidad de agua suministrada. Acá hay dos extremos: si no proporcionas de agua a semillas feminizadas, hay posibilidades de que se sequen. Lo que nos perjudica enormemente el cultivo. Mientras que, si ofreces demasiada agua, se van a encharcar e inundar. Lo que también perjudica el cultivo. Así que nuestra recomendación es buscar un equilibrio y ofrecer niveles de aguas correctos y proporcionados.

En segundo lugar, y algo que tienes que estar en constante monitoreo, es la temperatura. La marihuana, sea macho, hembra, hermafrodita, e incluso autoflorecientes, necesitan de una temperatura promedio para crecer y para desarrollarse. Evidentemente, no hay una fórmula mágica, pero al menos lo recomendable es entre los 20 y 21 grados. Por eso es más sencillo, en términos de temperatura, cultivar en el interior. Ya que así se monitorea la temperatura correctamente.

En tercer lugar, tendríamos que ocuparnos de la iluminación de semillas feminizadas. El exceso de luz para la germinación de las plantas de cannabis hembra es malo. Con una entrada promedio es suficiente, siempre que sea plantación en el exterior. Mientras que en el interior podemos monitorear la iluminación a deseo. Sin embargo, cuidado con las iluminaciones de colores artificiales. Siempre que sea azul, o blanca, no hay problema. Pero los colores o tonalidades rojizas, es nocivo.

Finalmente, para plantar las semillas feminizadas de marihuana hay que seleccionar, y proporcionar, los alimentos correctos para su crecimiento. El recomendado por cultivadores experto es el nitrógeno, ya que posee las propiedades por excelencia para el desarrollo de las plantas. Sin embargo, plantaciones de este tipo necesitan de otros nutrientes esenciales, fósforo y potasio, por nombrar ejemplos.

Ventajas de las semillas feminizadas

Las semillas feminizadas, luego de lo que hemos estado escribiendo, es notoriamente uno de los productos más beneficiosos para las necesidades cannabinoides. Pero, ¿es solo eso? La respuesta es no, y es por eso que a continuación, mencionaremos cuáles son.

Aumento del rendimiento

El hecho de que exista un porcentaje del 100% es un beneficio para las plantaciones. Ya que no deberíamos, salvo excepciones claro está, estar constantemente verificando si son machos o hembras. Lo que significa un incremento del rendimiento de los cultivos.

Aprovechamiento de los recursos

Y, si la eficiencia es mayor, para producir plantas hembras de marihuana, necesitaremos menos recursos. Por ejemplo, los alimentos para las plantas cannabinoides solo se destinarán a productos a los que se le pueden sacar provecho. También estamos hablando del espacio de cultivo, que como te mencionamos, suele ser amplio. Entonces, sabiendo que serán femeninas, aprovechamos el espacio disponible.

marihuana semillas feminizadas

Mayor propiedad THC

Finalmente, y la razón principal por la que deberías seleccionar las semillas feminizadas, es que las propiedades THC –que son las causantes de efectos alucinógenos y relajantes en los receptores del cerebro– se encuentran en disposición de los cogollos que resultan de las plantas hembras. Así que, comercialmente, son las elegidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.